Un detenido por el atropello mortal a un matrimonio tras una pedida de mano en El Álamo

Fue detenida una persona en un pueblo de Toledo, por La Guardia Civil, la cual se encuentra acusada de matar el pasado verano a un matrimonio de 28 y 27 años de edad, después de una pedida de mano en un restaurante de El Álamo (Madrid), conforme fue adelantado por Telemadrid. Se euentran practicando los agentes, algunos registros en el municipio toledano de Borox y no han sido descartados más arrestos.

El pasado mes de julio, murieron Antonio, de 28 años y conocido como El Peque, y su mujer, Jessy, de 27,  después de haber sido atropellados a la salida del restaurante Layso de El Álamo, en el que se estaba celebrando una pedida de mano. Los dos intentaron huir después haberse visto implicados en una pelea en la que solamente tuvieron la pretensión de poner paz, conforme fue apuntado porqué sus familiares. De igual forma, resultó herida grave una joven de 18 años que estaba en compañía  de la pareja fallecida.

Y el 27 de julio pasado, acudieron a una fiesta más de cien personas para la celebración de la pedida de mano de Ismael y Soraya, dos familias de feriantes de Vallecas y Navalcarnero. A la que Antonio y Jessi fueron cómo invitados,  porque eran parientes de Ismael.

Esta fiesta tuvo un transcurso con normalidad hasta las 22.30 horas, un momento en el que debía terminar la música, conforme lo acordaron los novios. No obstante, varios de los asistentes han querido continuar con la fiesta y han tratado de tocar un órgano. Unos primos de Ismael han regañado a los que se encontraban tocando el instrumento, porque no les gustaba esa música. Se ha desatado una riña y después una pelea entre varios de los invitados, de manera curiosa todos de la familia del contrayente, a tenor de los primeros datos.

Antonio conocía a algunos de los implicados intento mediar, sin embargo ha sido golpeado y se ha metido en la trifulca, conforme relató su familia. Recibió alguno puñetazos, por lo que tomó la decidió de huir con su mujer y otro familiar al ver esta batalla campal. Se subieron al coche. Varias personas le siguieron y rodearon el turismo, conforme a los testigos. Antonio arrancó y, presuntamente, arrolló con su coche a un niño. Lo que provocó una cacería contra Antonio, Jessi y sus parientes. Los invitados a esta boda les empezaron a golpear el coche para intentar que saliesen. La pareja y otras personas han huido dentro del turismo, sin embargo en esta escapada chocaron contra una arqueta y el vehículo quedó atascado. Trataron de huir a pie y se escondieron entre unos matorrales. Antonio y su mujer, han sido localizados por la turba que les perseguía y arrollados hasta la muerte.

Al siguiente día, fue localizado por la Guardia Civil, el cuerpo sin vida de Jessy en la cuneta en el kilómetro 6 de la M-404 y a una joven de 18 años herida. Poco tiempo más tarde de dicho hallazgo, los agentes hallaron el cadáver de un hombre oculto entre la maleza a las afueras del municipio de El Álamo.

Iniciaron los agentes las pesquisas del caso y se han topado con la ley del silencio. Ninguna de las personas invitadas quería confesar lo que pasó. Cuatro días más tarde del crimen, se han localizado el coche con el que han atropellado a las dos víctimas. Ha sido hallado en un camión de reparto de cervezas aparcado en las afueras del municipio de Serranillos del Valle, a unos 10 kilómetros de El Álamo. Era un BMW de color negro con un impacto frontal en la parte delantera. Los agentes ya conocían el coche implicado, sin embargo debían averiguar quien lo conducía y quien iban de acompañantes. Han indicado las fuentes de la investigación que los implicados se encontraban identificados a los pocos días, a pesar de que ya se habían fugado y escondido. En este momento, uno de ellos ha sido detenido al regresar a su casa de Borox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here