Va a ser marcado el puente de San José y el comienzo de la primavera, por la nieve como también por un desplome de las temperaturas

En los recientes días, ha habido mucha nieve y frío, hasta 10 grados menos, los se encuentran siendo los protagonistas de este puente de San José y el comienzo de la primavera, este sábado, después de que llegara a la península una masa de aire polar ártico que, iba en compañía de una borrasca mediterránea, han propiciado un paulatino retorno al invierno en una gran parte del país y va a provocar que nieve en cotas bajas, conforme fue informado por Rubén del Campo, quien es portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Desde este jueves se esperaba que hubiese un «descenso generalizado» de las temperaturas, en la Península y Baleares, debido a la llegada de aire muy frío continental, que en el caso de las diurnas, va a ser notable en zonas amplias del interior peninsular, como también en el área mediterránea, e inclusive «extraordinario» en puntos del este de Castilla-La Mancha e interior de Valencia. De igual forma, se decía que el viernes las temperaturas nocturnas iban a descender en la mitad sur.

Así mismo, el jueves se iba a incrementar la inestabilidad en el área mediterránea, teniendo probabilidad de precipitaciones en el Levante y sureste peninsular, que de manera ocasiona puede ir en compañía de tormentas.

Se va a profundizar la borrasca al este de las isla Baleares en este fin de semana, en tanto se espera que haya una nueva inestabilización del área mediterránea que este viernes daría lugar a precipitaciones en el entorno de Baleares, teniendo probabilidades de ir en compañía de tormentas.

Baja la cota de nieve

Simultáneamente se va a producir un descenso de la cota de nieve, el cual va a conllevar a que sean registradas nevadas en zonas de montaña del norte y, teniendo una menor probabilidad, del este y sur peninsular.

El jueves la cota de nieve de ubicaría en 500/800 metros en Pirineos, 800/1.200 metros en el noroeste, centro y este peninsular, tal como en Baleares, y en 1.400/1.800 metros bajando a 1.000/1.400 metros en el sudeste del país.

Es relevante destacar, que en capitales de provincia, el desplome de los valores en capitales como Albacete, que iba a pasar de los 18 grados del miércoles a los 8 grados ddeljueves; en Toledo la caída iba a ser de 7 grados, teniendo que pasar de los 20 grados del miércoles a los 13 grados del jueves, en tanto que en Murcia los termómetros iban a pasar de los 20 grados a los 12 grados.

Siendo ejemplo de esto, en Madrid y Ávila, los pronósticos anunciaban una bajada de unos 6 grados y en Badajoz de cerca de 5 grados. No obstante, en puntos del sur y suroeste peninsular, no incidiría mucho la entrada de aire frío.

Otro aspecto que se tuvo que tener en cuenta en la pasada jornada del jueves, ha sido un incremento de la inestabilidad en el área mediterránea. Frente ha dicha situación, la Aemet activó el día jueves el aviso amarillo (riesgo), debido a las lluvias en puntos de los litorales sur de Valencia y norte de Alicante por acumulaciones previstas de hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora.

El pronóstico para este viernes

Para este viernes, en el que ha comenzado el Puente de San José en varias comunidades, iban a continuar teniendo una baja las temperaturas y se estaba a la espera de una nueva inestabilización en el área mediterránea teniendo lluvias en el entorno de las Islas Baleares y tormentas y lluvias en el norte del país; en el resto de España, se tenía previsto un día «muy frío, pero en general con cielos despejados».

Se esperaba que la cota de nieve se ubicara en Pirineos en 500/900 metros -bajando a cualquier cota- en el noroeste y nordeste peninsular en 1.000/1.400 metros bajando a 500/800 metros en el noroeste y en el resto de entornos montañosos y páramos de la mitad norte en 1.100 metros bajando a 200/600 metros. De esta misma manera, que en el interior sudeste tuviese una bajada a 400/800 metros, en las sierras del extremo sudeste a 1.000/1.400 metros y en las Baleares a 700/900 metros.

Iba dar lugar a que esto causará un descenso de la cota de nieve, a que la Aemet activara la alerta amarilla por nevadas en las comunidades de Aragón, Cataluña, Navarra y La Rioja, en las cuales las acumulaciones iban entre los 5 y 15 centímetros de espesor.

La primavera invernal

El inicio de la primavera será este sábado, será aproximado el centro de la borrasca a la península teniendo un favorecimirnto de chubascos en las Baleares, que se van a extender a todo el sur del área mediterránea peninsular.

Ha sido advertido por la Aemet de que este día, la nieve va a seguir en las mismas zonas que la jornada anterior y se tiene previsto, que adicionalmente, a una «intensificación de la irrupción del aire frío del norte y noreste», que va a favorecer a un nuevo descenso generalizado de las temperaturas máximas, que será mucho más notorio que en el interior y sureste peninsular.

Por otro lado, se esta a la espera de que se tenga una intensificación relevante de los vientos del norte en el área mediterránea, específicamente en Baleares. Porque este día va a seguir el avance de la masa de aire frío del noreste, se va a producir un nuevo descenso generalizado de las temperaturas máximas.

Y en dicho día, en capitales tales como Burgos, Vitoria, Teruel, Valladolid, Pamplona, Cuenca y Ávila entre otras, las diurnas van a tener una oscilación entre los 4 y los 8 grados, lo que quiere decir, unos 10 grados por debajo de lo habitual para esta época del año.

El domingo, se tendrá el alejamiento de la borrasca mediterránea hacia el este, por lo que este episodio invernal va a comenzar a remitir.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here