Moda La transformación que ha tenido Demi Moore

La transformación que ha tenido Demi Moore

Demi Moore, ha sido una de las estrellas que fueron invitadas en el desfile de Fendi en París, en esta Semana de la Alta Costura. La actriz anduvo por la pasarela modelando un traje de pantalón negro y unos pendientes largos ostentosos. Pero pocos han sido los que fijaron sus ojos en este look, ya que todas las miradas fueron dirigidas al rostro de la actriz, el cual enseñaba una tez impecable, unos pómulos acentuados y unos labios más finos, pero tenía una expresión muy diferente, a la que tiene habitualmente. Por lo que, muy pronto las redes sociales, han estallado en comentarios, con la intriga sobre si Demi Moore se había realizado alguna operación o este cambio es fruto de un mal maquillaje.

Para la actriz de 58 años, esta no es su primera vez envuelta en una polémica, debido a sus transformaciones. Por mucho tiempo Moore ha sido conocida por su apariencia, ya que esta desafía a su edad, y frecuentemente está sorprendiendo a todos gracias a su imagen, porque se continúa viendo joven a pesar del paso del tiempo. Las últimas fotografías de la actriz, han revelado una apariencia bastante cambiada, como en las instantáneas que la actriz ha compartido desde su casa durante la pandemia, por medio de las redes sociales, en las muchas de estas se encontraba sin maquillaje.

Ya se ha hablado hace 20 años, al respecto de que Demi Moore, había hecho un gasto de 250.000 dólares en cirugía plástica, esto para la transformación completa de su rostro y cuerpo, previamente a la aparición que hizo en la película de 2003, Los Ángeles de Charlie. Aun así, en el 2007 fue asegurado por diversos medios de comunicación, que esta que en ningún momento se había sometido a una cirugía estética. Y en ese momento dijo, que no le gusta la idea de someterse a una operación para que sea retrasado su proceso de envejecimiento, y lo catalogo como una forma de combatir la neurosis, afirmando que el bisturí no te va a hacer feliz.

En una entrevista en el año 2019, para el Daily Mirror, Moore había asegurado, que se encontraba abrazando el proceso de envejecimiento natural, pese a que admitió que hubo momentos en los que ella se observó en el espejo y no se reconoció. Y explicó, que la gravedad va hacia algunas direcciones que no son de su agrado, ella puede mirarse en el espejo de vez en cuando y decir: “Estás mintiendo, yo no me veo así”.

También la actriz, ha sufrido una transformación en cuanto a lo personal, después de años agitados ha tomado la decisión de parar y reflexionar. Tras esta decisión, lo primero que ha hecho es tener un acercamiento con sus hijas y su ex marido Bruce Wills, y posteriormente escribir sus memorias. Demi Moore no es una mujer que anda con rodeos en ellas, y su libro Inside Out ha sido un testimonio crudo de altibajos vitales, allí la actriz reveló sus adicciones, abusos y mentiras sin tener ningún rodeo. En su presentación señaló, que tras pasarse todo el tiempo corriendo, tomó la decisión de enfrentarse a ella misma. Y el libro inicia de manera cruda con: “La mansión donde me casé está vacía. Mi marido me ha engañado y no quiere luchar por la relación y mis hijas no me hablan: ni felicitaciones de cumpleaños, ni mensajes por Navidad”.

Un rememorativo recorrido que ha estado lleno de mudanzas, de divagaciones con chicos, de incertidumbres en su área académica y la profesional. En el capítulo dedicado a su adolescencia, antes de contar cómo fue violada a los 15 años, esta escribió que no pudo ver que ella siendo alguien, sin tener ningún tipo de anclaje o guía se convertía en una presa fácil para un depredador, y no tenía a nadie que le protegiera. Así mismo escribió, reflexionando que “cuando eres agredida sexualmente en una cultura que te victimiza y te hace ser sospechosa o una guarra, ¿Qué haces? Te lo guardas como un secreto”. Moore, a sus 18 años tuvo que sufrir la muerte de su padre, un enlace que fue anticipado y su éxito que fue inesperado encontrándose debajo de una felicidad postiza. De papeles menores, tuvo una escalada hasta lograr el protagonismo y las portadas de revistas. Algunos hombres buenos, La teniente O’Neill o Striptease, fueron algunos de los que la levantaron, hasta que logró convertirse en la actriz mejor pagada de esta industria.

En su vida tuvo la llegada de Bruce Willis, sus hijas Rumer, Scout y Tallulah o Ashton Kutcher. Paso por turbulencias, recaídas pasajeras y momentos de mucho dolor, tales como la pérdida de un bebé cuando tenía seis meses de embarazo. Y este exorcismo vital tuvo una salpicadura hacia Bruce Willis, del que ha dicho que se desentendió del hogar y que, días previos, puso en duda la boda. Pese a esto, el protagonista de Jungla de Cristal y padre de sus tres hijas no ha parado de darle su apoyo públicamente y de exhibir su buena relación estos tienen pese al divorcio. Este acercamiento ahora es sólido, tanto es así, que han llegado a pasar juntos la pandemia con la actual familia del actor.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil