Casado le expresa a Sánchez que le “queda grande” el Gobierno y éste le acusa de utilizar la crisis de Marruecos para “derribarlo”

El líder del PP promete el apoyo de su partido, pero el presidente le reprocha su falta de lealtad y de sentido de Estado.

El líder del PP promete el apoyo de su partido, pero el presidente le reprocha su falta de lealtad y de sentido de Estado.

Tono duro hoy en la sesión de control al Gobierno en el congreso de los Diputados. El líder del PP, Pablo Casado ha recalcado que “España atraviesa la peor crisis diplomática con Marruecos de nuestra historia democrática” y subrayó que, desde su partido, ya se había prevenido de los “errores diplomáticos” y detallo varios de ellos que fracturo la tradición de viajar a Marruecos, no defendió a la ocupación de aguas de Canarias, ni al reconocimiento de Trump sobre el Sahara y escondió la llegada con documentación falsa de Ghali -jefe del frente Polisario que entró en España para ser tratado en un hospital de La Rioja-. La merma de peso exterior y el cambio de aliados nos pasan factura y como evidencia de ello recalco que por eso Biden no le devuelve las llamadas cuando más falta les hace, agrego.

Debilidad del Gobierno de Sánchez

Casado ha ofrecido al Gobierno la ayuda del PP en la grave crisis de Ceuta y recordó la llamada telefónica que mantuvo ayer con Sánchez donde le solicito que asegure la unidad territorial de las fronteras, afianzar las fuerzas policiales, las Fuerzas Armadas, la coordinación con Europa y las relaciones con Marruecos. Ceuta lleva más de 600 años siendo española por ello, recalco que “nuestros compatriotas allí no merecen esto, es la crónica de una crisis anunciada”.

El máximo líder del PP espera que no sea demasiado tarde y Sánchez “rectifique” al tiempo que garantizo que “la mejor política exterior es una buena política doméstica”. “El caos de su gobierno es la mayor debilidad fuera” y recordó que es algo que “se ha visto” en la política migratoria del Gobierno que se utiliza en este momento como “arma arrojadiza contra nosotros” al tiempo que asentó lo que presumió el “efecto llamada del Aquarius, la retirada de las concertinas que instaló Zapatero o criticar las devoluciones en caliente que ayer usaron hasta 4.000 veces”.

Al ataque el Presidente

Pedro Sánchez apareció al ataque contra Pablo Casado, considerando no tener claro si “apoya o no apoya al Gobierno”. El presidente ha señalado que ayer ambos sostuvieron una dialogo privado, en la que el líder del PP le prestó su apoyo, pero se asombró al escuchar las manifestaciones posteriores, “ayer y hoy, en las que dice todo lo contrario”.

Sánchez ha culpado a Casado de “utilizar cualquier calamidad”, ya sea la pandemia del coronavirus o una “crisis con un tercer país inédita, como es esta con Marruecos, para derribar al Gobierno y no lo van a lograr”, ha recalcado. El presidente ha ido más allá y ha afirmado que “el problema de la democracia española” es “la oposición desleal con el Gobierno y con los intereses del Estado y de la ciudadanía”.

Tienen un reto de un tercer país, que es Marruecos, y desean conocer de qué lado está, del lado del interés general o del lado de los intereses partidistas, le ha encajado Sánchez, para indicar inmediatamente: “Nosotros estamos del lado de la integridad de España, del lado de garantizar el sosiego y la tranquilidad de los ciudadanos y del buen hacer de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de las ONG y del Ejército, que son un orgullo para una gran democracia como es la española”.

El presidente ha solicitado al PP que abandonen su posición desleal no con el Gobierno, sino con el Estado y hágase cargo de su responsabilidad. En el Ejecutivo piensan que en esta actuación trasciende el “problema” de que la derecha no admite que la izquierda gobierna de forma legítima porque ha ganado las elecciones. Sánchez se ha referido a la pregunta predicha en el orden del día de Casado, sobre el “plan b” de pandemias que el PP desearía empujar en alternativa al estado de alarma. “Usted no tiene ni siquiera un “plan a” que es usar alguna calamidad para demoler al Gobierno y no lo va a conseguir, ha agregado.

Ante esto, el líder del PP, en su turno de réplica garantizo que “la deslealtad en política exterior es usted” y le solicito que responda y defienda a España.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here