El debate de la SER termina de forma accidentada y anticipada tras los abandonos de Iglesias, Gabilondo y García

El candidato de Podemos se  evade después de solicitar a la cabeza de cartel de Vox que se retractara de sus palabras en las que señalaba «no creerse» las amenazas recibidas por el primero. Los candidatos del PSOE y Más Madrid han secundado la salida del plató.

La campaña electoral está cada vez más ardiente. El debate organizado por la Cadena Ser ha acabado de forma accidentado y anticipado tras  escaparse del estudio Pablo Iglesias y, posteriormente, Ángel Gabilondo y Mónica García. El candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid ha abandonado el plató tras un enfrentamiento con la cabeza de lista de Vox, Rocío Monasterio. También, Iglesias ha asegurado que evalúan no presentarse a más debates en los que asista  la formación que preside Santiago Abascal por, según ha expresado, «amparar el terrorismo» y polemizar las amenazas recibidas por el exvicepresidente del Gobierno por medio de una carta con balas en su interior. Minutos más tarde, tras la pausa publicitaria, el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, ha resuelto salir igualmente del debate «en solidaridad» con Iglesias, algo a lo que se ha sumado la representante de Más Madrid, Mónica García.

La discusión comenzó a primera hora de la mañana, cuando Monasterio exhibió sus dudas en relación a la misiva amenazante que han recibido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. En una entrevista con RNE, la candidata de Vox  indico que condenaba «toda violencia», pero que le hubiera gustado que igualmente hubieran condenado lo sucedido en Vallecas, recalcando que del Gobierno «no se creen nada».

Del Gobierno ya no nos creemos nada los españoles, nos han defraudado desde el principio de la pandemia una y otra vez, mentira  tras mentira, estamos agotados de que nos engañen metódicamente. De Pablo Iglesias me creo poco, cada vez que observamos algo que expresa Pablo Iglesias lo ponemos en duda, nos ha engañado, ha expresado.

Momentos más tarde, Iglesias ha indicado que estimaba como gravísimo que una fuerza política que hace francamente apología de la dictadura coloque en interrogación que hayamos recibido esas balas. En una entrevista concedida a TVE, ha afirmado que se ha propuesto no volver a participar en un debate donde estuviera Vox. Es inadmisible y se van a replantear estar en ningún ámbito con Vox. Si una intimidación terrorista la coloca en duda es una demostración más de que no son una fuerza democrática, ha indicado.

Después de ambas entrevistas, tanto Iglesias como Monasterio han coincidido en el debate electoral de la Cadena Ser. Allí, Monasterio, se ha ratificado en sus evaluaciones sobre la fidelidad de las cartas amenazantes recibidas por su homólogo en Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y le ha solicitado que se levante y se «largue» del plató. Dice lo mismo, condenan todo tipo de violencia. Le hubiera gustado que Iglesias hubiera condenado la violencia de Vallecas. Que se levante y se vaya usted de aquí, ha arrojado la candidata, ante lo que Iglesias ha resuelto retirarse del plató.

Pocos momentos después, Gabilondo ha resuelto sumarse al candidato de Unidas Podemos y ha comunicado su propósito de dejar de debatir. Al expresar que él  se ha quedado por respeto a la democracia y porque el odio no puede callar a la democracia. El esperaba que el señor Iglesias iba a retornar. Ha sido directamente amenazado», ha señalado antes de levantarse. En ese momento, la representante de Más Madrid ha demostrado su armonía con Gabilondo y ha dado por terminado el debate electoral de la SER. Lo que ha sucedido aquí es de una excesiva gravedad. El no desea pasar un minuto más con ella en un plató ni en ningún sitio. Va a hacer todo lo factible para que ella no llegue a la Puerta del Sol de ninguna forma, ha zanjado García dirigiéndose a Monasterio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here