El juez ha imputado a Cospedal y su marido debido al espionaje a Bárcenas en la operación Kitchen

La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y a su marido, Ignacio López del Hierro, han sido imputados por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón en la pieza que es investigada por la operación Kitchen, que es el presunto dispositivo policial que se ha realizado en el 2013 para que sea robada su documentación sensible de la financiación ilegal del PP al extesorero del partido Luis Bárcenas. A los dos se les ha investigado por delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

Ya ha pedido la Fiscalía Anticorrupción, la imputación de la exdirigente popular y el empresario en este procedimiento el pasado septiembre. Su solicitud se ha apoyado en la idea de que la de igual forma,  exministra de Defensa ha  tenido interés en Kitchen debido a dos razones: directa, por documentación presuntamente comprometedora para esta, e indirecta, debido a su cargo de secretaria general.

García-Castellón ha atendido dicho razonamiento nueve meses más tarde, “cuando la pieza se vislumbra con la madurez necesaria para encarrilar la fase preparatoria, estando ya en condiciones para resolver sobre las declaraciones interesadas por el fiscal en su día”, ha explicado en su auto, en el cual ha razonado debido a qué en ese momento ha decidido no atender dicha solicitud y en este momento sí lo ha hecho.

Cospedal va a tener que declarar el 29 de junio y su marido un día más tarde. Los dos han estado citados en este miércoles en la comisión del Congreso que se encarga de investigar la operación Kitchen y, en el caso de López del Hierro, la notificación de su imputación se produjo en tanto ha comparecido frente a los parlamentarios.

«¿Esperaba usted esta citación o le ha llegado por sorpresa, como a nosotros?», le ha preguntado uno de los diputados tras conocerse la noticia. «Hombre, por sorpresa, por sorpresa, no. Llevaba mucho tiempo saliendo en la prensa». Horas más tarde, el Congreso anunció que sería aplazada la comparecencia de Cospedal.

García-Castellón ha destacado en su auto el hallazgo de apuntes que son inéditos del comisario José Manuel Villarejo que han arrinconado a Cospedal y López del Hierro. Dichas anotaciones, que se han extraído de 13 agendas, las cuales afianzan las sospechas de que la pareja ha estado al tanto de los seguimientos al círculo familiar del extesorero popular y la captación como confidente de su chófer, Sergio Ríos. Entre las que, ha destacado la cual el comisario indicó el 18 de julio de 2013 al  respecto del empresario: “ILH. Aviso sobre contacto con Sergio [el chófer]. Él se encarga de hablar con Andrés Gordo».

Ese auto va desgranando los indicios que se extraen de dichos apuntes de los cuales se ha deducido un conocimiento estrecho de la pareja al respecto del origen y desarrollo del operativo ilegal. Que se identifican con siglas, Villarejo ha anotado encuentros. Bajo notas aclaratorias como «control LB», este auto ha indicado que, conforme a las agendas, Cospedal y su marido han tenido acceso a documentación que se ha sustraído a Bárcenas. «Aviso copia dada a Andy», ha indicado Villarejo en respecto a Gordo, y ha agregado: «Lo transmitirá a Cospe». De igual forma, se refleja un interés que es evidente en referencia a los movimientos del principal investigador de la trama Gürtel, el inspector Morocho.

En referencia a la contratación del antiguo chófer de Bárcenas, Ríos ya ha confesado frente al juez que ha proporcionado información del antiguo contable del PP a la de ese momento secretaria general del partido, por medio de un policía que era de su confianza, el comisario Andrés Gómez Gordo. Dicho policía, de igual forma ha imputado, trabajo de forma previa para la dirigente como jefe de Seguridad en su etapa como presidenta del Ejecutivo castellanomanchego.

“Se detecta una cadena de anotaciones que permiten inferir la participación de la Sra. Cospedal y el Sr. López Hierro en la captación de Sergio Ríos”, ha explicado el juez en su auto. “Resultaría conveniente escuchar a María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro sobre su participación en la captación de Sergio Ríos Esgueva en la trama, pues su intervención, a través de Andrés Gómez Gordo, al parecer pudo ser decisiva para que este se decidiera a participar”.

En las agendas ha figurado también el nombre de «Orti» o «JL Orti», al cual los investigadores han identificado como José Luis Ortiz Grande, el cual ha sido director de gabinete de Cospedal en el Ministerio de Defensa. Este mismo cargo lo ha desempeñado el tiempo que la dirigente popular ha presidido en la Junta de Castilla-La Mancha y ha ejercido de asesor suyo en la Secretaría General del PP, conforme a esta información que obra en las pesquisas. En la vista de dichas anotaciones, García-Castellón ha citado a declarar como imputado a Ortiz el próximo 30 de junio debido a delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

En dichas agendas ha figurado también el nombre de «Orti» o «JL Orti», al cual los investigadores han identificado como José Luis Ortiz Grande, quien ha sido el director de gabinete de Cospedal en el Ministerio de Defensa. Este mismo cargo lo ha desempeñado el tiempo que la dirigente popular ha presidido la Junta de Castilla-La Mancha y ha ejercido de asesor suyo en la Secretaría General del PP, conforme a la información que ha obrado en las pesquisas. En la vista de dichas anotaciones, García-Castellón, ha citado a declarar como imputado a Ortiz el próximo 30 de junio debido a delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

Esta versión ha encabado, por lo menos en parte, con la cual ha ofrecido Villarejo la pasada semana en la comisión del Congreso que ha investigado el espionaje a Bárcenas. El comisario ha mantenido que ha accedido al chófer de Bárcenas por medio de Gómez Gordo, el policía de confianza de Cospedal, y el cual ha informado de una manera directa a Rajoy al respecto de los avances de Kitchen: “El propio señor Rajoy tenía interés por lo que afectaba a su partido y por una cuestión de Estado. Con base en eso, el propio señor Rajoy contactaba conmigo”.

Después de esa declaración, el juez ha acordado citar nuevamente a Villarejo y al ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en este mismo miércoles, pero las dos comparecencias finalmente se retrasaron finalmente al 1 de julio. En una oportunidad más, García-Castellón, ha destacado en su auto la relevancia que el asunto ha tenido para Martínez, “quien asume de forma directa la obtención de información de forma diaria, resultando especialmente sorprendente que el secretario de Estado se involucre hasta ese nivel en un asunto de esta naturaleza”.

Por debajo de este, una serie de agentes que han desarrollado labores operativas para la obtención de Ríos “información que les permitiera sustraer de algún lugar cerrado (en algún momento se refieren a este espacio como ‘zulo’) documentación comprometedora para el Partido Popular y para altos cargos del mismo en posesión de Luis Bárcenas Gutiérrez y de su esposa Rosalía Iglesias Villar”. Conforme ha explicado el juez, estos policías tuvieron pleno conocimiento de la puesta en marcha de la operación Kitchen y de su carácter ilícito “al tener como objetivo la sustracción de pruebas de un procedimiento judicial, y el empleo durante su desarrollo de fondos reservados del Ministerio del Interior, que serían de ese modo desviados de los estrictos fines legalmente previstos para su autorización y uso”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here