El PP da por muerto a Ciudadanos y busca ocupar su espacio, batalla definitiva en el centroderecha

GRAF3176. MADRID, 11/03/2021.- El líder del PP, Pablo Casado (d), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), durante el acto de Estado de reconocimiento y memoria a todas las víctimas del terrorismo celebrado en el marco de la conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, este jueves en los jardines del Palacio Real. EFE/Mariscal

En el intento de jaque mate de Isabel Díaz Ayuso a Pedro Sánchez en Madrid. Pablo Casado se juega su futuro político e hipoteca el del PP nacional. No hay varios planes. En la planta más noble de Génova 13, el ámbito del líder popular sintetizan así su única estrategia hasta la contienda en las urnas madrileñas del 4 de mayo: Un gigantesco error del Gobierno y de los socialistas ha sido pretender cargarse a Ayuso a toda costa y crear así un monstruo. Y han conseguido el efecto contrario. En cuanto, a lo que atañe a Ciudadanos, en el PP dan por muerta ya a la formación que lidera Inés Arrimadas, después una semana exaltada que podría aparecer determinante para el futuro del centroderecha en España, y luego de dar por superado el sainete murciano con la frustrada moción de censura por culpa de los tres tránsfugas de Ciudadanos.

En este sentido, hay una coincidencia entre muchos  dirigentes entrevistados, tanto los equipos de Pablo Casado como veteranos, críticos y barones regionales. Varios de ellos asesoran a Casado que no se deje seducir por el especial ambiente político madrileño y apuestan por que, aun en el caso de que Ayuso  incorpora todos los votos y escaños de Ciudadanos, el PP no caiga en la provocación de gobernar en la Puerta del Sol con la extrema derecha de Vox.

El terremoto político murciano, causo una conmoción y después se produjo un pavor que se instaló por unas horas en los despachos de la sede central del PP. Por lo que, no era solo por perder el poder en un territorio tan popular como Murcia, de donde procede el secretario general del partido, Teodoro García Egea, constantemente en el punto de mira. A continuación, penetraron la serie de imprevistas mociones de censura y, sobre todo, el giro de eventos en la joya de la corona: la Comunidad de Madrid.

La cúpula del PSOE, pretendía desmontar el sueño de Casado de rehacer bajo sus siglas a los tres partidos del centro-derecha. El temor se arraigó de nuevo en el equipo de Casado, que ha vivido detrás del calendario y de las crisis luego que ganó su liderazgo hace casi ya tres años.

Ahora bien, todos los análisis del futuro del PP pasan por lo que le ocurra a Ayuso el 4 de mayo. Lo que ahora observan en el PP, cerca de Casado, en las baronías regionales y en los grupos más críticos y escépticos es la muerte de Ciudadanos, como le sucedió a la UCD. Igualmente, la dificultosa relación futura con Vox, sobre todo dependiendo de cuál sea la distancia a la que se quede Isabel Díaz Ayuso de los 69 escaños que marcarán en la Asamblea de Madrid la mayoría absoluta. En este momento, solo tenía 30.

Según la explicación de Andrea Levy, miembro del actual comité de dirección nacional y compañera de planta de Casado desde que Mariano Rajoy fichó a ambos en 2015 para pretender rejuvenecer a su ejecutiva, estas elecciones regionales van a ser absolutamente de trascendencia nacional y lo que mejor le vendrá a Ayuso y a Casado es que ella comprobara que aplasta el proyecto de Ciudadanos y que el PP  toma todo el centro. El mensaje tras el 4-M será el final de lo que pasará en el centroderecha, ya con Vox solo a la extrema derecha.

De conformidad, con lo expresado por José Luis Ayllón, exjefe de gabinete de Rajoy, ahora consultor político, incide en la idea de todos los consultados sobre que esta semana se acabó la ensueño de la unión de los tres partidos en el ámbito del centro-derecha: Ciudadanos estaba en liquidación y ahora va a desaparecer y el PP, que estaba en el medio, ahora podría quedarse solo representándolo todo, pero para eso tiene que demostrar que tiene capacidad para ganar y gobernar y eso aún le sigue faltando: nadie tiene la sensación de que si Sánchez no estuviera ahí, Pablo Casado lo estaría haciendo mejor, sostiene.

Esa falta, la de un liderazgo firme que sea asumido por un electorado transversal como una real alternativa al Gobierno de Sánchez y Pablo Iglesias, la expresan muchos dirigentes políticos desde el anonimato. Pero las murmuraciones internas se han menguado suficiente esta semana tras percibirse en el PP atacados en una maniobra que ven diseñada desde La Moncloa y traicionados por Arrimadas, a la que Casado ha estimado cuidar tanto estos meses.

Para uno de los dirigentes más avezado y de mayor tirón electoral del partido, desde el tiempo de Manuel Fraga hasta Rajoy, observa tanto riesgos como beneficios, que en esta deriva sin retorno e inviable de rescatar ya con Ciudadanos. Ahora bien, dependiendo de lo que Ayuso y Casado deseen realizar después de las elecciones del 4-M con Vox. Y agrega el exministro, que si Ciudadanos, como parece en las últimas encuestas, no entra en el Parlamento, Ayuso subirá y agarrara gran parte de ese voto, pero no arribara a la mayoría absoluta por poco. Y entonces Vox tendrá la dificultosa actitud de autorizar con su abstención, en segunda votación, que ella sea presidenta o votar en contra y expresarle a sus electores que han dejado gobernar a la izquierda.

Disyuntiva

Los analistas políticos señalan que Ayuso no ha cortado sus relaciones con Vox y menos aún con sus electores. El reduccionismo de la izquierda de que “votar a Ayuso es gobernar con Vox” se confronta desde el PP: “No votar a Ayuso es votar a Iglesias”.

En ese sentido, Francisco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, de la generación de Casado, tiene clara cuál tiene que ser la disyuntiva a plantear: “Aquí se elegirá entre Ayuso y Sánchez, entre el PSOE con Podemos o continuar con las propuestas de una presidenta que apuesta por hacer más fuerte a Madrid en su capacidad locomotora de toda España”, dice.

Para el propio García Egea, resaltó este sábado esa única estrategia para esas elecciones en la clausura de un congreso del partido en Córdoba, sostiene  que Madrid no quiere ningún Gobierno en miniatura de Sánchez e Iglesias, la peor preocupación de Sánchez es un PP muy unido, que agarre todo lo que hay a la derecha de Sánchez, que es mucho. Por lo tanto, el número dos del PP analiza que el partido sale en toda España de esta semana decisiva con persuasión del orgullo de pertenencia a unas siglas. Así mismo, Juan Manuel Moreno, el presidente andaluz, repite su malestar con Sánchez  “por ese juego de mesa, de ajedrez y de tronos” protegidos, dijo, desde La Moncloa en plena tercera ola de la pandemia.

Después del desastre  para el PP de las elecciones catalanas, que les dejó con cuatro escaños y sin grupo propio, se comenzó en el partido un minidebate sobre su definición ideológica y de discurso. Varios hablaron de la exigencia de un congreso refundacional y el tema se apagó con una convención para el otoño. En este momento, la discusión  sobre qué hacer se cierne sobre la relación con Vox y sobre el modelo de fijación en toda España.

Por su parte, Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta de Galicia y el candidato a suceder a Alberto Núñez Feijóo, brinda su modelo, sostiene que el PP se afianzara en toda España si lo realiza en todas las comunidades, que no son iguales, y se mezclan planteamientos nacionales con acciones adaptadas a los territorios. Y sobre Vox apunta, que no hay que empecinarse, hay que aprovechar rápido la desaparición de Ciudadanos, hacer el partido más grande y que se nos vea, como en Galicia, como un partido útil, con posibilidad de gobernar.

En consecuencia, el portavoz popular en Europa Esteban González Pons, esboza lo que parece ahora una ficción que es el sistema y los partidos que trajeron la democracia los que están en crisis; habría que realizar una convención de reconstrucción del proyecto, porque no puede ser que no estemos con una formación colindante con el PSOE, con el que habría que tender puentes. Núñez se pone como tarea “ensanchar al PP fuera de Madrid por las bases, pueblo a pueblo, con más protagonismo de los afiliados en las juntas locales”.

PP y las recientes encuestas

Según las fuentes informativas nos señalan que en la dirección del PP y en la presidencia de la Comunidad de Madrid afirman que no tienen datos recientes de encuestas internas, pero sí emplean la cocina de las últimas publicadas por diferentes medios. Y son muy optimistas. No le conceden al PP de Isabel Díaz Ayuso la mayoría absoluta, fijada para el 4-M en 69 escaños por el crecimiento de la población, pero se quedan cerca. La elevación sería grande, partiendo de los 30 escaños que recabó en 2019, donde el PSOE ganó por primera vez en mucho tiempo con 37 actas. José Pablo Ferrándiz, de Metroscopia, vincula ese acelerón casi de manera automática al hundimiento de Cs, que estaría en el límite de quedarse sin grupo, como Unidas Podemos, si no llegan al 5% de los votos.

El análisis político que realiza Ferrándiz señala un dato a favor de Ayuso y en contra de la izquierda en estos comicios porque ella, como personaje creado por Miguel Ángel Rodríguez, es perfecta para el electorado madrileño, moviliza todo el voto del PP, mucho de Ciudadanos y también de Vox, como prueba que en la región estén algo paralizados, mientras que la izquierda se muestra muy dividida y su votante se puede desconcentrar o despistar al preguntarse ¿a quién tengo que votar yo para que no salga Ayuso?.

En Génova 13 el factor Rodríguez igualmente ha sido pieza de debate en Génova 13, sede del PP. Casado y su equipo saben muy bien al que fue mentor electoral y mediático del expresidente José María Aznar y conocen que trabaja exclusivamente para el beneficio de Ayuso y no del PP nacional , él lo tiene claro y a él le hemos transferido que lo sabemos, igual es cierto que ella se ha hecho más grande con Rodríguez, ha agarrado una seguridad asombrosa que no tenía y ha ido progresando como presidenta, estima un dirigente. Y agrega que sus políticas en Madrid están sosteniendo éxito entre los autónomos y la hostelería, y eso se va a observar en las urnas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here