Sánchez gana tiempo, el PSOE le da tregua hasta mayo

Sánchez

Pedro Sánchez, pretende empezar el año 2019 que como todos sabemos es un año electoral. Jugando al despiste, para no aclarar su expectativa sobre la convocatoria a elecciones generales.

Hasta los momentos Sánchez, no ha tenido la amabilidad de comunicar nada al PSOE. Por lo tanto existe la tentativa de que este pueda dar una sorpresa inminente. Por lo tanto más allá de las dudas y las preocupación que genera la estrategia de Sánchez, en algunos sectores del PSOE. Han decidido darle una tregua sin cataclismos internos hasta el mes de mayo. Cuando serán las elecciones autonómicas.

El líder socialista Pedro Sánchez gana tiempo, gracias a la tregua con el PSOE. Por lo que ahora está transmitiendo un mensaje de tranquilidad a su partido frente a los nervios desatados por las elecciones en Andalucía.

La teoría de la confusión

Pedro Sánchez

Sánchez está apostando a la teoría de la confusión para poder ganar tiempo. Ya que si recordamos Sánchez durante el 2018 dijo varias veces que su principal objetivo era agotar la legislatura para poder alcanzar la primavera en el 2020. Pero también dijo otras veces que tendría que llamar a las urnas en el año 2019. Si no se conseguía aprobar los Presupuesto Generales del Estado, algo que hasta los momentos no se ha conseguido.

Y existe también una tercera idea de Sánchez, que es la de disolver las cortes y convocar a elecciones en marzo. Pero aún no está nada confirmado, por lo que hasta los momentos solo podemos hablar de especulaciones. Lo único que podemos afirmar es que con su teoría de la confusión, Sánchez está ganando tiempo.

Crisis a corto plazo

A todo lo antes mencionado se le suma también el rumor reciente, de que Sánchez está preparando una crisis de gobierno a corto plazo. Todo esto para poder nutrir las listas de mayo con ministros. Por lo que muchos dan por un hecho la salida de Josep Borrell.

Pero a pesar de todo, el Presidente Pedro Sánchez ha demostrado que tiene una acreditada capacidad de supervivencia en terrenos hostiles. Por lo que el PP y Cs no lo subestiman, ya que más allá de la imagen que este ofrece desde la Moncloa, ahora no hay ni una sola pieza dentro del PSOE que se mueva sin su autorización.

Pero lo que ya es seguro que nadie va a volver abrir en canal el partido, ni mucho menos van a asumir el riesgo de  generar una nueva rebelión. Situación que le garantiza a Sánchez que con o sin crédito interno, no va a sufrir de ningún hostigamiento. Por lo menos hasta el mes de mayo.

Lo único que si podrá recibir son críticas, voces de alarma y toques de atención de personas preocupadas por marcar distancias para salvar sus respectivas presidencias. Pero no para reconducir al PSOE o para atacar a Sánchez.

Sin embargo,  Sánchez presume que la aparición de Vox obligará al PP y a Ciudadanos a radicalizar sus tesis. Lo que provocará una sacudida en la movilización de la izquierda que solo beneficiará al PSOE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here