Sánchez ha viajado a Ceuta debido a «la grave crisis» y ha avisado de que defenderá «con firmeza» las fronteras

Se ha tenido una alerta máxima en Moncloa. Fue calificado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de «crisis grave» la llegada de más de 6.000 inmigrantes marroquíes a Ceuta en el día de ayer y anunció que se va a desplazar hasta la ciudad autónoma de forma inmediata “para mostrar la determinación» con la cual se encuentra actuando «desde el primer minuto”.

A través de una declaración institucional desde el Palacio de la Moncloa, el líder del Ejecutivo, quiso trasladar «a todos los españoles, de manera especial a aquellos que viven en Ceuta y Melilla» que el Gobierno va a restablecer «el orden con la máxima celeridad».

«Seremos firmes ante cualquier desafío, ante cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia», aseguró Sánchez cuando al mismo tiempo informó que ya había hablado con el Rey Felipe VI y el líder de la oposición, Pablo Casado, al respecto de la crisis migratoria. Más tarde, ha anunció que se desplazaría a Ceuta, adonde iba a llegar en helicóptero. De esta manera va a tener un encuentro con el ministro del Interior, con el presidente ceutí, Juan Jesús Vivas, y con la delegada del gobierno, Salvadora Mateos. Más tarde va a visitar Melilla.

Cientos de inmigrantes han empezado a entrar a Ceuta el día lunes, por medio de huecos abiertos en el espigón que puede prolongar la frontera de Tarajal hasta el mar, frente a la pasividad de la policía marroquí y las Fuerzas Auxiliares (cuerpo paramilitar) desplegados en la frontera. No obstante, el Gobierno el presidente del Gobierno no entró en criticar a Marruecos, a quien consideró como un país «socio y amigo».

Ciudad Autónoma de Ceuta

En minutos previos de que el presidente del Gobierno realizará la declaración institucional, se celebró esta rueda de prensa después del Consejo de Ministros, que se ofreció en esta oportunidad por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. De igual forma estos, frente a las insistentes preguntas, evitaron que se criticara a Marruecos debido a la llegada masiva llevando a asegura que dicha crisis migratoria obedeciera diferentes circunstancias que se han estado analizando.

Ninguno quiso dar valoración si dicha avalancha de inmigrantes es la materialización de las «consecuencias» de las cuales ha advertido Rabat de la acogida debido a motivos humanitarios del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Por su lado, el ministro del Interior aseguró que España ya ha devuelto a 2.700 inmigrantes marroquíes que los más de 6.000 que cruzaron Ceuta en el día de ayer.

«Ceuta es tan España como Madrid, Sevilla o Barcelona», fue reiterado por el titular de Interior, quien enfatizó que el Gobierno «no va a cejar ni un minuto» para que sea revertida la situación y continuará «siendo contundente en la defensa de las fronteras».

En la rueda de prensa que se ha dado después del Consejo de Ministros, Marlaska se informó  de que desde el Ejecutivo se encuentran poniendo todos los medios necesarios «desde el primer momento» para que se proteja a la ciudadanía de Ceuta y se devuelva «por los cauces establecidos» a quien han estado entrando de manera ilegal en la ciudad autónoma.

El ministro calificó la situación de «extraordinaria y excepcional» y, por esto, sostuvo que la respuesta que el Ejecutivo se encuentra dando que es de igual forma «extraordinaria», con los medios «precisos y necesarios para defender la integridad de nuestras fronteras».

«Son tres años de política migratoria, con el reto de flujos migratorios a los que se enfrenta Europa en los que, como en otras ocasiones, se ha sabido dar respuesta», garantizó en minutos previos de haber recordado que iba a viajar de urgencia a Ceuta en las posteriores horas junto a los directores operativos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here