Combinar alcohol con ibuprofeno puede ocasionar daños en tu salud

ibuprofeno
Ingerir ibuprofeno bajo efectos del alcohol, es una práctica que resulta muy peligrosa para el organismo

Habitualmente, las personas mezclan el alcohol con ibuprofeno para aliviar los síntomas de resaca, pero esto puede causar graves daños para el organismo. Claro que el peligro depende en gran medida, de la regularidad con la que se consumen ambas sustancias. Por un lado, se ubican las personas que toman alcohol e ibuprofeno de forma ocasional pero en dosis realmente elevadas. Por otro lado, hay quienes hacen uso de estas dos sustancias de manera crónica, perjudicando notablemente su salud.

Se conoce que, el ibuprofeno es uno de los medicamentos más consumidos a nivel mundial, y  es un producto totalmente usual en los botiquines. Pero en ocasiones, las personas hacen un uso abusivo de este fármaco, sin tomar en cuenta los efectos adversos. Además, no existe una instrucción adecuada por parte de los farmacéuticos, que indiquen los inconvenientes de tomarlo de forma inapropiada.

Luego de una noche de fiesta, los síntomas de resaca son muy frecuentes y mayormente, las personas toman ibuprofeno para prevenir la misma. Sin embargo, se ha comprobado que ingerir este medicamento bajo efectos del alcohol, resulta muy peligroso para el organismo.

Es por ello que, los expertos en medicina, ratifican rotundamente que, bajo ninguna circunstancia está indicado tomar alcohol mientras la persona se encuentra sometida a un tratamiento farmacológico con medicamentos. Ya que, al realizar esto, el ibuprofeno multiplica los efectos de la bebida y causa intoxicaciones agudas que incrementan notablemente los estados de confusión e inmovilidad. Al igual que la disminución de reflejos. Esto, luego de un periodo de absorción de 15 a 30 minutos.

Mezclar alcohol con ibuprofeno infunde problemas gastrointestinales y renales

Una vez la persona ingiere ibuprofeno en estado de embriaguez, ambas sustancias se metabolizan por vía hepática. Lo cual, genera graves problemas gastrointestinales. Ya que, al tener una vía metabólica del hígado ocupada por una de las dos sustancias, provoca que el metabolismo de la otra se acelere o se retarde.

Seguidamente, una vez las dos sustancias se mezclan de manera regular, se intensifica el riesgo de lesión a nivel de la mucosa digestiva. Lo que potencia el riesgo de padecer tanto problemas gastrointestinales, como alentar graves efectos renales adversos. O también, nocivos efectos cardiovasculares.

Factores que impulsan los efectos adversos de esta combinación

Uno de los factores que más se consideran, es la graduación. Recordemos que los significativos riesgos del alcohol se miden a partir de su graduación. Por ello, mientras más graduación tenga la bebida, mas efectos ejercerá sobre el fármaco, o el ibuprofeno en este caso.

Otro de los factores más relevantes, incluyen el sexo y la raza. Es decir, se toma en cuenta que normalmente, los hombres metabolizan mucho mejor el alcohol y más rápidamente que las mujeres.  También se considera que la raza oriental, posee un metabolismo menor del alcohol.

ibuprofeno
Los hombres metabolizan mas rápido el alcohol

Así que, lo más recomendable es evitar la mezcla de estas sustancias para proteger el organismo de peligrosas consecuencias. Por lo que se aconseja, tomar en cuenta otras alternativas para aliviar los dolores de cabeza o el malestar provocado por el alcohol. Un ejemplo es los beneficios de la hidratación ante estas circunstancias. Tanto el agua como los jugos naturales, ayudan a metabolizar el alcohol y restablecer las sales minerales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here