Salud Drogan a un pulpo para investigar el origen del comportamiento social

Drogan a un pulpo para investigar el origen del comportamiento social

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Maryland, Estados Unidos realizaron un importante experimento que fue publicado el 20 de septiembre. En el cual, le dieron éxtasis a un pulpo para sacar su parte más oculta

El pulpo es un animal absolutamente asocial, a menos de que se encuentre en busca de compañía para procrear. Pero, tienen la sociabilidad guardada entre sus genes, como ocurre con muchos otros seres solitarios. Por ello, investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos realizaron un importante experimento que fue publicado el 20 de septiembre. En el cual, le dieron éxtasis a un pulpo para sacar su parte más oculta. Considerando que esta, es conocida como la droga del amor entre humanos.

Gul Dölen, neurocientífico y uno de los desarrolladores de esta investigación, aseguro que los pulpos reaccionan al éxtasis buscando el contacto con otros seres. Tal y como sucede con los humanos

Durante la investigación, tanto Dölen como Edsinger, otro investigador, emplearon la especie Octopus bimaculoides para analizar dicha respuesta. Tomando en cuenta que el éxtasis es una sustancia que produce efectos a través del gen transportador de la serotonina. Y por ello, utilizaron esta especia, ya que se trata de seres invertebrados que han desarrollado mentes poderosas al transcurrir del tiempo.

Lo que ocasiona el éxtasis en los seres humanos  

El éxtasis, también conocido como MDMA logra un gran incremento de serotonina, oxitocina y dopamina en los humanos. Lo cual, produce una necesidad extremadamente alta e inusual de acercarse y tener contacto con las demás personas.

De esta forma, las personas que consumen éxtasis adquieren gran empatía, lo que realmente es conocido como efecto entactógeno. Además, estas también sienten una poderosa cercanía afectiva hacia los comportamientos y sentimientos de sus semejantes. Por lo cual, es completamente normal que vivan experiencias de fuerte conexión emocional e íntimas con personas desconocidas.

Efecto entactógeno o empatógeno del éxtasis

Pero, ¿Cómo reaccionó el pulpo?

Una vez desarrollaron el experimento, los expertos pudieron observar que al pulpo le ocurrió algo muy similar, luego de echarla la droga en el agua de su acuario.

Pero anteriormente, el animal en su estado normal, se expuso ante tres cámaras. De las cuales, una estaba vacía, otra con un muñeco y otra con un pulpo. Y ante ello, el pulpo en estudio tuvo total interés por sus congéneres, es decir, por la hembra pulpo que era el muñeco.

Ahora bien, cuando se introdujo el éxtasis, este animal paso más tiempo cerca de la cámara donde se encontraba el pulpo enjaulado. Así, buscaba gran contacto físico, lo que en realidad es impropio de esta especie.

Comprobándose de esta manera que, el gen SLC6A4 presente en una buena parte de las especies animales, causa esto. Lo que ciertamente seria la serotonina que al igual que en las personas, regula los comportamientos sociales en los animales. Siendo esta hormona afectada por la droga y suprimiendo así, la insociabilidad común en los pulpos.

“Creemos que en los pulpos era ventajoso ser asocial. Así que este mecanismo está suprimido salvo cuando se aparean” – Gul Dölen, neurocientífico.

Sumado a ello, los investigadores también ratificaron que las cantidades considerables de MDMA surten el mismo efecto en pulpos  y roedores. Por lo que estos animales pueden ser empleados para probar fármacos experimentales en el caso del consumo de éxtasis.