En Estados Unidos abordan un ensayo clínico con humanos para vacuna contra el zika

ensayo
Un eensayo clínico probado en 28 personas en EEUU, para encontrar la factibilidad de esta vacuna

Actualmente en Estados Unidos, se inició un ensayo clínico con humanos, para crear una vacuna contra el zika. Esto, por parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Norteamérica. Además, la novedosa vacuna será desarrollada por científicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

Por ello, Anthony Fauci, director de NIAID, informó: “NIAID sigue comprometido con el desarrollo de vacunas contra el zika seguras y efectivas”. Asimismo, asegura que todo el equipo está satisfecho por comenzar las pruebas clínicas con una vacuna viva atenuada.

Por su parte, este tipo de vacunas tienen microorganismo vivos o debilitados previamente, y su principal objetivo es inducir una respuesta defensiva del cuerpo. Estimulando así, la prevención de algunas enfermedades, en este caso, del zika.

Hasta el momento, no se dispone de vacunas autorizadas para la infección por el virus del zika. Aun cuanto se trata de un peligroso virus, causado por la picadura de un mosquito infectado Esta enfermedad, presenta síntomas similares al dengue: fiebre, dolor muscular y en las articulaciones, debilidad, conjuntivitis no purulenta, etc.

ensayo
El zika se transmite tras la picadura de un mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti

Un ensayo que reúne 28 adultos sanos

A partir de la proyección de este ensayo, se buscaron 28 adultos sanos dispuestos a comprobar la efectividad de esta vacuna. Dichas personas, están en edades comprendidas entre los 18 y 50 años, quienes serán evaluados en el Centro de Investigaciones de Inmunización de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Asimismo, en conjunto con el Centro de Pruebas de Vacunas de la Universidad de Vermont.

Se trata además, de un equipo dirigido por Stephen Whitehead, científico del NIAID, que propuso la utilización de técnicas de ingeniería genética. Esto, con el fin de crear un virus quimérico, a partir de la combinación de genes de múltiples virus. Dicho virus quimérico está vivo pero debilitado, y por ello no puede causar enfermedad en los receptores de prueba. Simplemente se trata de concebir una respuesta inmune, a partir del virus debilitado.

En cuanto a los resultados que promete, son realmente efectivos. Así, el primer periodo del ensayo clínico, examinará esta respuesta en los participantes. Luego, determinará la seguridad de la vacuna experimental a través de los resultados alcanzados. Anteriormente, la prueba se realizó en monos y los resultados fueron prometedores, según los científicos encargados del estudio.

¿Cómo se desarrollará este ensayo?

Ahora bien, una vez reunidos los 28 adultos participantes, se dividirán para realizar los procedimientos del ensayo. De este modo, 20 de ellos serán asignados de forma aleatoria para recibir solo una dosis subcutánea de la vacuna experimental, y los 8 participantes restantes, un placebo. Es importante acotar que, tanto los investigadores como los participantes, no tendrán conocimiento sobre quien está recibiendo la vacuna experimental.

Posteriormente, todos los participantes obtendrán un diario para registrar su temperatura corporal, en casa. Esto, deben realizarlo en momentos determinados. Además, serán analizadas sus muestras de sangre y otros indicadores importantes para el ensayo, durante seis meses consecutivos.

Finalmente, los expertos estudiaran a fondo las muestras de cada participante, determinando así el desarrollo de anticuerpos en respuesta a la vacuna experimental. De lo contrario, el fracaso de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here