Salud En República Democrática del Congo la cesaría se practica en condiciones precarias...

En República Democrática del Congo la cesaría se practica en condiciones precarias y sin ser necesaria

Los expertos de Médicos Sin Fronteras aseguran que en Republica Democrática del Congo, se practican cesarías en condiciones precarias

Los expertos de Médicos Sin Fronteras aseguran que en Republica Democrática del Congo, cada cesaría se practica en condiciones precarias. Siendo estas, innecesarias por diversos motivos, específicamente en la provincia congoleña de Kivu Sur. Además, lo realizan por puro interés económico, ya que cuestan entre 85 euros, mientras que la asistencia de un parto solo cuesta 8.5 euros.

Por su parte, en esta localidad, la situación de la mujer es inestable, al igual que su aceptación social es determinada. Esto, solo por su capacidad progenitora y luego, como cuidadora de toda la familia. Además, las mujeres pasan por una media de seis partos a lo largo de su vida allí. Considerando que el peligro de ser víctimas de la agresión que supone una cesaría innecesaria, también forma parte de su vida.

“Muchas madres acuden a salas de rezo en las que son tratadas con medicamentos tradicionales.  Porque tienen miedo a las cesáreas y allí son engañadas» – Jules Cizungou Bizimwa, promotor de salud de Médicos Sin Fronteras.

Proyecto de Médicos Sin Fronteras

Debido a la realidad en República Democrática del Congo, los proyectos de este grupo se encuentran dirigidos a las mujeres. Específicamente, se trata de aquellas que no han cumplido los 20 años y son sometidas hasta a dos de estas intervenciones.

Por eso, desean colaborar en los centros sanitarios para realizar la cesaría a quienes la necesiten. Con ello, quieren proteger el bienestar de las féminas y eliminar el peligro al que son víctimas durante las intervenciones precarias.

En suma, esto hace posible que mujeres con múltiples embarazos nunca tengan un parto vaginal. Y así, al llegar a la tercera cicatrización del útero, la cesaría es la única opción.

Cesarías en condiciones precarias

Tomando en cuenta también que el número de infraestructuras sanitarias se limitan en la zona. Y además, no cuentan con profesionales formados que realicen estas intervenciones de forma óptima. Del mismo modo, la falta de carreteras para poder llegar a un centro de asistencia, es toda una odisea para los habitantes.

La visita de este grupo de expertos

Durante su intervención en la localidad, encontraron desde curanderos tradicionales hasta trabajadores de las estructuras sanitarias que brindan este servicio. En una de las ocasiones, los médicos visitantes, se dirigieron a una clínica clandestina, que está construida de bambú. Allí es donde se encargan de examinar a los enfermos y administrar tratamientos a su alcance.

En dicho lugar, son completamente habituales las cesáreas clandestinas que integran riesgos a todos los niveles. Es decir, no usan la anestesia adecuada y esto, puede atravesar la membrana placentaria que afecta al recién nacido. Además, pueden ser afectadas por infecciones postquirúrgicas. Al igual que, por una hemorragia por las malas técnicas que pueden terminar en una histerectomía.

Es por ello que, Médicos Sin Frontera se encargan de solventar los obstáculos que dificulten el acceso al parto seguro. Y también, proporcionan los medios para alcanzar una tasa adecuada de cesáreas en la población.

Según la Organización Mundial de la Salud, en cuanto estas tasas de cesaría aumentan hasta un 15%, se puede reducir la mortalidad materna y neonatal.

Posting....
Salir de la versión móvil