La verdad del riesgo de formaldehído en los cigarrillos electrónicos

Existen muchos rumores sobre los cigarrillos electrónicos y la formación de formaldehído, una sustancia cancerígena que se origina, principalmente, por la combustión de determinados componentes de la industria química.

Ante el consumo de los cigarrillos electrónicos, existe la popular creencia de que éstos producen formaldehído, siendo perjudicial para la salud del vapeador. Pero, existe una premisa muy importante a favor de los cigarros electrónicos, la cual es vital entender para desmentir esta creencia. Y, es que, para que esta sustancia se origine, es necesario llegar a un mínimo de potencia en la combustión de los vapeadores y, tenemos la buena noticia, de que no todas las marcas llegan a alcanzarla. Por lo tanto, es imposible que se produzca formaldehído.

Pero, como primer paso para entender esta afirmación, es necesario conocer de qué se compone dicha sustancia y cómo se produce.

¿Qué es el formaldehído y cómo se produce?

El formaldehído es una sustancia cancerígena de grupo 1, que se forma a partir del glicerol y el propilenglicol y su contacto con el oxígeno, siempre y cuando, que se alcance un mínimo de voltios en la combustión, a partir de un voltaje alto (más de 3,3 V).

En cuanto esto afecta a los cigarrillos electrónicos, la Universidad Estatal de Portland en Oregon, publica una carta, en la revista científica New England Journal of Medicine (NEJM), donde presentan los resultados de sus investigaciones, indicando que, cuando un cigarrillo electrónico funcionaba con baja tensión (menos de 3,3 Voltios), el líquido calentado no produce formaldehído. Pero, cuando el líquido se calentaba con un voltaje alto (superior a 5 Voltios), se formaba formaldehido con unos niveles bastante elevados para el cuerpo humano (una media (± SE) de 380 ± 90 μg por muestra).

Por lo tanto, la potencia y el voltaje de los cigarrillos electrónicos, es básico para determinar la producción e inhalación de formaldehído en el vapeador. Un punto básico y esencial a tener en cuenta, en la fabricación y comercialización de los cigarrillos electricos.

Para controlar esto, se está preparando una nueva ley reguladora a nivel europeo, donde los cigarrillos electrónicos que superen dichos voltajes y puedan producir sustancias dañinas para el cuerpo, serán prohibidos para su venta y distribución. por lo tanto, quedarán fuera del mercado los vapeadores que no cumplan con estos requisitos, tan vitales para nuestra salud. Pero, mientras llega esta ley ¿cómo podemos identificar los cigarros electrónicos que no producen formaldehído y, por lo tanto, son buenos para nuestra salud?

Cigarrillos electrónicos que no producen formaldehído

Para determinar qué cigarrillos electrónicos no producen formaldehído, es esencial que nos informemos del alcance del voltaje de dicho vapeador y optar por lo que se sitúen por debajo de 5 voltios. Para ello, es importante conocer y contactar con el fabricante y elegir marcas que nos ofrezcan toda la ayuda e información que necesitemos con total transparencia en cuanto a dicho tema.

Una buena elección, es optar por fabricantes de cigarrillos electrónicos europeos, ya que éstos se rigen y se regulan por las normativas europeas, que incluyen todos los rigurosos controles y certificados de calidad pertinentes, para su venta y comercialización en nuestro continente, velando siempre por nuestra salud y, los cuales, ya están puestos en marcha para el control y omisión de la producción de sustancias químicas perjudiciales.

Existen marcas de cigarrillos electrónicos como Ovale Europa, que fabrican sus vapeadores y e-líquidos en Europa, ofreciéndonos todas las garantías para nuestra salud y luchando, en paralelo, por una distribución segura de dichos productos. Además, los cigarrillos electrónicos de marcas como Ovale, producen pequeñas cantidades que, en este caso, no superan los 30 voltios, muy por debajo de la cantidad mínima a partir de la que se produce el formaldehído.

Nuestra salud es lo más importante y todos los distribuidores de cigarrillos electrónicos deberían estar concienciados y comprometidos con ello. Tema delicado de tratar, ya que, en muchas ocasiones, los consumidores compran en tiendas de donde se desconoce la procedencia de dichos productos. Para garantizar la calidad de los mismos, es importante conocer dicha procedencia y elegir un producto que nos ofrezca las máximas garantías. En cuanto a la formación de formaldehído, en este artículo tienes todas las claves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here