Salud Las chinches; cómo detectarlas, prevenirlas o eliminarlas

Las chinches; cómo detectarlas, prevenirlas o eliminarlas

Las chinches son un problema de salud grave cuando se convierten en plaga. Su voraz apetito de sangre humana y la facilidad con la que encuentran cobijo y se reproducen son elementos que afectan de manera muy perjudicial a la calidad de vida de aquellos que padecen este tipo de ataque biológico

Las chinches son insectos que se alimentan de la sangre, sus molestas picaduras que pueden darse en cualquier parte del cuerpo que se encuentre expuesta, se deben combatir con la prevención. Pero, si por desgracia, la plaga ya se ha asentado, no hay porqué preocuparse, existen soluciones como la de contactar con una empresa profesional antiplagas. No obstante, es importante que antes se identifique claramente que se trata de este animal, por lo que hay que saber cómo son para identificarlas correctamente.

¿Cómo son las chinches?

Las chinches pueden diferenciarse de otro tipo de insectos parecidos en su característico color rojizo y con pelos, con un aspecto ovalado y plano. Su tamaño es diminuto, aproximadamente como el de una semilla de manzana, de unos 5 mm de longitud. Tienen tres pares de patas y no poseen alas.

Las chinches de cama (Climex lectularius) son las más populares por ser un insecto habituado a los hábitats humanos, que se alimenta de sangre como cualquier otra de la misma familia, pero que tiene una especial predilección por la humana. En la actualidad, representa un alarmante crecimiento poblacional, aunque es un animal que ha acompañado a los hombres desde tiempo inmemorial.

¿Por qué se propagan con tanta rapidez y facilidad?

El resurgimiento se debe en buena medida a la facilidad con la se realizan los desplazamientos de la población a nivel mundial, los flujos migratorios representan una excelente vía de comunicación para conquistar nuevos espacios. Así mismo, el incremento del transporte de mercancías, el mayor uso de los sistemas de climatización de interiores y locales crea ambientes ideales para su supervivencia.

También es un factor relevante el hecho de que existan deficiencias en el diseño de las instalaciones, que se hayan empleado materiales propensos para la cría de estas criaturas, así como un mantenimiento incorrecto de las infraestructuras.

Su proliferación está directamente relacionada, en algunos espacios, por la limitación o prohibición del uso de determinados biocidas. La efectividad de estos productos químicos tiene un alto componente de toxicidad para las personas y animales que comparten estos entornos. Si repercute de algún modo en la salud pública o en el medio ambiente de manera negativa, se prohíbe ipso facto. Del mismo modo, un mal uso de estos biocidas hace que estos animales vayan creando defensas y resistencias que las hacen inmunes.

Las chinches se desplazan ocultas en la ropa, en los equipajes, en las cargas de camiones, barcos y aviones, en cajas, muebles y en cualquier objeto con resquicios que haya estado almacenado en condiciones de humedad y temperatura propicia. Por sí mismas, pueden desplazarse rápidamente por el suelo, pasando de habitación e incluso de apartamento.

La prevención como medida más eficaz contra las plagas de chinches

Prevenir su ataque y la infestación son las dos medidas más eficaces contra el ataque y desarrollo de este tipo de plagas. Pero, como ya se ha indicado anteriormente, si es demasiado tarde, y se tiene la seguridad de que es la chinche el animal que se ha extendido en forma de ataque biológico masivo, lo más acertado será contactar con una empresa especializada en el control de plagas. Este temido insecto es extremadamente difícil de eliminar por completo. 

Su técnica para no desaparecer como especie de un determinado lugar consiste en ir depositando sus minúsculos huevos por todas partes, bien escondidos y ocultos. Por este motivo, mientras que para otros insectos pueden ser válidos remedios caseros o insecticidas comerciales, para las chinches no ofrece el resultado deseado. El motivo es que, de este modo, solo se elimina al individuo en su edad adulta, pero no a sus huevos que perdurarán, eclosionarán y volverán a conquistar los espacios, en algunos casos incluso más fuertes y resistentes que sus progenitores.

Por todo esto, o bien se lleva a cabo una prevención eficaz o se debe llamar a una empresa especializada, como los que se encuentran en la página web atusludambienta.es. Para prevenir estos son algunos consejos.

Prevenir el ataque de las chinches

Si se está obligado a convivir con ellas hasta que se apliquen las medidas oportunas habrá que cubrirse por completo usando pijamas, calcetines, guantes… Algunos repelentes pueden ser útiles de manera momentánea, pero en poco tiempo, en cuanto pierda eficacia, superarán la barrera protectora y volverán al ataque. Un sistema algo más eficaz será impregnar un mosquitero para la cama con el pesticida denominado permetrina, esto hará que las chinches dejen de atacar por las noches, pero también, en poco tiempo, se habrán adaptado y creado resistencia al pesticida.

Prevenir las plagas

Plantar algunas plantas como la caléndula o el cilantro y distribuirlas por la casa es un remedio atractivo y eficaz que no debería faltar en las viviendas. Así mismo, se deberá ser precavido e inspeccionar todos los artículos comprados de segunda mano, sobre todo aquellos destinados a la cama o los muebles tapizados.

En los hoteles, donde es bastante frecuente este tipo de plagas, se deberán revisar las costuras del colchón y observar si hay excrementos. También es aconsejable dejar las ropas sobre los muebles y no sobre el suelo.

Posting....
Salir de la versión móvil