Tras 27 años de un aparatoso accidente automovilístico una mujer despierta de su estado de coma.

accidente

Munira Abdulla perteneciente a los Emiratos Árabes Unidos tras un trágico accidente queda en  coma en el año 1991 y ahora a 27años del suceso despierta. Este caso sin duda es catalogado por muchos como un milagro. El suceso tuvo origen camino a la escuela de su hijo el cual gracias a la protección de su madre resultó ileso pues se encontraban en la parte de atrás del auto mientras el cuñado de la joven conducía. Este accidente ocasionó lesiones graves a Munira que indujeron el estado irreversible del coma.

Omar Webair hijo de Munira Abdulla por medio de una entrevista manifiesta que comparte la historia de su madre con la finalidad de que los que atraviesen una situación similar no pierdan las esperanzas. Tiempo después del accidente el joven fue entrevistado por el periódico “The National”. Durante la entrevista el comentaba lo trágico que fue el accidente y la acción de su madre durante la colisión. Dijo: “Cuando vio que chocábamos me abrazó para protegerme”. Este momento marco la vida de Omar.

Es ahora cuando ocurre el milagro. Una vez que la madre recuperó el  conocimiento Omar Webair expresó que nunca la abandonó ya que tenía la certeza que algún día despertaría del coma.

Durante los 27 años del accidente el joven Omar Webair nunca doblegó su fe y esperanza en que su madre despertara.

Fragmentos del suceso

accidente

Debido a la grave situación y estado de Munira posterior al accidente la misma fue trasladada del hospital al centro hospitalario de Londres. Sus cuidados debían ser especiales ya que a pesar del estado vegetativo en el que llegó ella sentía dolor por lo que los médicos pensaron que había posibilidades de vida. En vista de la situación trasladan nuevamente a la joven a otro hospital. Fue entonces el hospital  de Al Ain ubicado en una ciudad de los emiratos con cercanía a Omán. Allí fue donde cuidaron y mantuvieron a Munira varios años.

Abdulla reacciona al sentir a su hijo correr peligro

Munira dio sus primeros signos de vida en presencia de su hijo. Mientras se suscitaba un mal entendido en el hospital y Omar discutía por ello “su madre comenzó a emitir sonidos extraños”. Esto pudo estar asociado a la intuición de que su hijo corría algún peligro.

Ante esto los médicos abordaron la situación y la examinaron determinando que todo estaba normal con ella. Luego de tres días el joven escucho gritos con su nombre que paralizaron su atención y despertó. Dijo Omar en la entrevista: “Me desperté con el sonido de alguien que gritaba mi nombre” y para su sorpresa era ella. Su madre había despertado y clamaba su nombre. Durante años había soñado con este momento y mi nombre fue la primera palabra que dijo, menciono Omar.

En la actualidad la mujer sostiene conversaciones y es sometida a tratamientos que mejoran su condición con la finalidad que retome la vida que antes llevaba.