Así es el tratamiento de las famosas para ser madre a los 50

Se acaba de darle la bienvenida al mundo a la bebé de Naomi Campbell, que, a sus 50 años, ha anunciado de una forma radiante el nacimiento de su hija. Todavía es desconocido si la Diosa de Ébano  recurrió a la adopción, a la gestación subrogada o la reproducción asistida.

Este último ha sido el método habitual de las celebridades que se han embarcado en la aventura de la maternidad tardía. En nuestro país, el caso que más se comentó ha sido el de la presentadora Ana Rosa Quintana y en Estados Unidos el de Janet Jackson, hermana del Rey del Pop.

Las dos se han puesto en manos de las clínicas de fertilidad, porque, conforme ha explicado el doctor Ignacio Cano, ginecólogo de Clínicas EVA, la edad ha limitado para que se quedara embarazada sin riesgo para el bebé son los 40 años. Para aquellos que ya han llegado a los 50 es indicado un proceso que se combina de donación de óvulos o la criopreservación de los propios con la inseminación en el útero de la madre gestante.

Empieza el tratamiento con la selección de óvulos de una donante anónima, que no es menor de dieciocho años y, en ningún caso, mayor de 35. Es establecido por las clínicas los 30 como la edad límite para hacer la donación. Antes de la extracción de este material reproductivo, la donante se sometió a un tratamiento de estimulación ovárica, el cual consiste en una medicación que es de alto contenido hormonal, para que sea favorecida la fertilidad.

En tanto se extraen, los óvulos de la donante se fecundan en el laboratorio por el semen de la pareja de la futura mamá. El paso final es la implantación de los embriones en el útero de la gestante.

Este ha sido el proceso que es más habitual, sin embargo va a poder suceder que el semen vaya a ser de igual forma de donante o que los óvulos a implantarse puedar ser de la propia madre, congelados de cuando esta no sobrepasaba los 35.

Muchos inconvenientes y algunas ventajas

No ha sido un tratamiento complicado, ni excepcional en la actualidad, sin embargo sí ha precisado de un requisito que es imprescindible: que la salud de la madre gestante y la de la donante de óvulos vayan a ser impecable. Ignacio Cano, ha rememorado que nos hallamos frente a un embarazo de alto riesgo, por lo que siempre, en todo momento, la madre como también bebé tienen que ser vigilados mucho más que en el cualquier otro embarazo. Este es el gran inconveniente, debido a que el embarazo cuando han pasado los 50 no solamente puede llegar a agravar patologías previas de la madre, tales como hipertensión o diabetes, que también puede llegar a producirlas. Por lo que, la mujer que quiera tener un bebé a estas edades no va a poder tener ninguna enfermedad y, muy al contrario, presentar una analítica impecable. Hay un riesgo de aborto y de igual forma de problemas de salud para el futuro bebé.

La ventaja, y  las satisfacciones ha reportado médicos y pacientes, en tanto desde EVA, se tiene la posibilidad de que se haga realidad el sueño de ser madre, y, también, de serlo a una edad en la cual la mujer es más madura, con menos urgencias y con más sabiduría para criar y querer a su bebé.

Importante: no es remendado por la Sociedad Española de Fertilidad los tratamientos de fertilidad más allá de la edad biológica que es marcada por la menopausia. Es decir, los 49 años y 364 días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here