Campo ha pedido ver con «naturalidad» el probable indulto a los independentistas: «No hay que asustarse»

El Gobierno ha vuelto a dar apertura de la puerta al indulto a los presos del procés catalán. Hace una semana ha sido la ministra de Defensa, Margarita Robles, la que ha pedido que «no demonizar» los indultos, este lunes ha sido el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, quien ha reclamado ver con «naturalidad» ese instrumento jurídico, del que ha rememorado que tiene «previsto en la ley desde 1870».

 

En un desayuno informativo que se ha organizado por Nueva Economía Fórum, Campo ha rechazado que se pronuncie a favor o en contra el perdón a los independentistas catalanes, sin embargo ha reclamado «serenidad» en el momento de que se aborde este debate. «No hay que asustarse de los instrumentos que vienen previstos normativamente», ha recalcado Campo, quien ha pedido ver los indultos con «naturalidad».

 

También, como ya hicieron diversos miembros del Gobierno, el titular de Justicia ha explicado que «cada expediente tendrá vida propia», con lo cual la decisión ha podido ser diferente para cada uno de los condenados. Esto ha sido de esta manera, explicó, debido a que hay un «paquete de informes» que van a tener que analizarse, pese a que no son vinculantes: el de la Fiscalía –que se pronunció en contra–, el de Instituciones Penitenciarias, el de la Abogacía del Estado –que ha evitado a pronunciarse– y el de los probables perjudicados.

 

De igual forma, se encuentra pendiente el informe del Tribunal Supremo, que de una forma previsible se va a conocer esta misma semana y va a ser contrario a ese perdón, conforme han avanzado fuentes jurídicas que ha citado Europa Press. Estas mismas fuentes han precisado que un indulto parcial de igual manera puede suponer «con seguridad» la puesta en libertad de los reos, puesto que pueden progresar obligatoriamente al tercer grado penitenciario.

 

Conforme a Campo, «hay que esperar a que lleguen los informes del Tribunal Supremo». Desde ese momento, el Ministerio de Justicia va a elevar una propuesta al Consejo de Ministros, «habrá un debate, evidentemente, y se verá la posición del Gobierno», ha insistido el ministro, quien preguntó por el nuevo Govern catalán de Pere Aragonés, ha dicho que «los deseos en democracia» tienen que canalizarse «a través del ordenamiento jurídico».

 

El PP ha anunciado que recurriría los indultos

Después de haber conocido las declaraciones de Campo, el PP ha insistido en que iba a recurrir al Tribunal Supremo los hipotéticos indultos si el Gobierno les concede sin que los presos se hayan arrepentido, –a pesar de que el arrepentimiento no ha sido un requisito obligatorio para que el Gobierno vaya a poder conceder ese perdón, total o parcial–. El número dos de los populares, Teodoro García Egea, se ha preguntado si el Ejecutivo se va a disponer a pagar «un precio político», y el portavoz nacional y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida a hablado de un «pago a plazos» de Sánchez a sus socios.

 

«Habrá que ver si [el Gobierno]se atreve [a conceder los indultos] contra el criterio del Tribunal Supremo y de la Fiscalía«, ha dicho Martínez-Almeida. Enrique López, secretario de Justicia e Interior del PP, ha apuntado por su lado que los indultos van a ser una «humillación» a los españoles y una «traición democrática».

 

Ha anunciado desde Vox, su portavoz, Jorge Buxadé, que el partido «luchará» en contra de los indultos y que va a convocar movilizaciones en las calles si son concedidos. Buxadé ha tildado de «traidor» al Gobierno y de «infames» las palabras del ministro Campo: «Los españoles no van a aceptar con naturalidad que este Gobierno traidor consume su traición mediante el indulto a los separatistas», ha zanjado.

 

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha calificado por su lado de “inmoralidad y humillación” que el Gobierno se encuentre “preparando el terreno” para indultar a los “golpistas” del ‘procés’, que, a su juicio, han dado un “golpe de Estado” en contra de la democracia, que “humillaron” a más de la mitad de los catalanes y que “desafiaron a una de las principales democracias del mundo”.

 

Robles ha pedido «no demonizar» el perdón

Hace una semana, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha afirmado que el indulto «es un derecho» que ha asistido a quienes lo estén solicitando si estos cumplen una serie de requisitos, y ha dicho que el Gobierno «evaluará» la situación en tanto vaya a recibir el informe del Supremo. En una línea igual, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha pedido «no demonizar» el indulto debido a que es una figura «prevista en la ley».

 

En tanto tome la decisión de resolver esta cuestión, el Gobierno va a tener en la mesa por lo menos siete peticiones de indulto que este a favor del ex vicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras; los ex consellers BassaFornRullRomevaTurullSanti VilaMeritxell Borràs y Carles Mundó -estos tres últimos condenados por desobediencia-; los ‘Jordis’ y Forcadell. Algunas de estas se han referido a todos los condenados y otras solamente a varios.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here