Los sistemas de construcción basados en la madera cobran fuerza como métodos alternativos a los sistemas tradicionales de hormigón. Cuando la construcción de una vivienda se realiza bajo los estándares de empresas, como Confort Home, el propietario se está asegurando una construcción con bajo consumo energético, de alta calidad, ecológicamente sostenible y el máximo confort, elementos todos que aseguran un plus en salud y bienestar.

Esta empresa se ha especializado en la construcción de viviendas con altas prestaciones, teniendo en cuenta tanto criterios pasivos como sostenibles y coeficientes. Una vivienda que se adapta a las necesidades de los clientes más exigentes, aquellos que buscan el máximo confort y calidad para sí mismos y sus familiares. Una empresa, con arquitectos altamente cualificados, que entienden las necesidades de un mundo que debe acercarse a la naturaleza y a los beneficios que esta aporta.

Las ventajas de vivir en una casa de madera

Las viviendas que realizan en Construcciones Confort Home en madera de calidad ofrecen un buen número de beneficios para la salud, además de confort térmico y acústico. Estos son los valores que hacen que estas viviendas sean preferibles a las tradicionales construcciones hechas con hormigón.

Efectivamente, crece el interés por aumentar el confort, la calidad de vida y el retorno a la naturaleza en una vivienda. Las casas de madera que ofrece Confort Home cubren esas inquietudes y mucho más.

Y es que las personas son conscientes del problema por el que está pasando nuestro querido planeta Tierra y saben que viviendo en un entorno más natural reciben los favores que esta da de forma totalmente altruista. Las casas de madera, como material natural y renovable, son especialmente saludables para aquellos que viven bajo su influencia.

Salud para sus habitantes

Y es que una casa de madera es una vivienda que tiene vida propia, que respira. Esto se debe a que la madera, aun muerta, absorbe y expulsa humedad, regulando el medio ambiente de los interiores. Tiene, gracias a esta respiración, efectos saludables directos sobre las personas, como, por ejemplo, evitar dolencias de reumatismo y mejorar algunos problemas respiratorios al estabilizar la humedad y filtrar, purificando, el aire. Por otra parte, la madera produce, de forma natural sobre el entorno más cercano, un campo bioeléctrico que da lugar a un estado de equilibrio en el cuerpo humano.

Aislante acústico

Estas construcciones, por sí mismas, actúan como aislantes, no necesitan complementos de materiales sintéticos, como sí ocurre con otras construcciones denominadas tradicionales. Y es que las propiedades acústicas que tiene una casa de madera son óptimas, puesto que absorbe las ondas sonoras que reciben. Estas casas están consideradas como muy silenciosas, y esto aporta otro beneficio a sus ocupantes, pues se reduce el estrés y es más fácil para ellos conciliar el sueño.

Inmejorable material de construcción

Al contrario de lo que todavía mucha gente supone, la madera es un muy buen material de construcción. Este elemento tiene una relación peso – resistencia bastante más favorable que el acero y mucho más que el hormigón. Otro error muy común es pensar que solo duran un par de cientos de años, esto no es real. Es un material (de los pocos que hay) que envejece de forma natural. Solo hay que observar la enorme cantidad de viviendas que se han venido construyendo con este material en todo el mundo y que aún perduran a pesar del paso del tiempo. Esta realidad demuestra que las ventajas de la madera sobrepasan los inconvenientes ampliamente.

Belleza y encanto estético

Está demostrado que vivir en un lugar atractivo, estéticamente hermoso y acogedor, tiene una influencia muy positiva en la calidad de vida de sus habitantes. La madera, ya sea por su forma natural o por la facilidad que tiene para crear los más hermosos diseños, es muy favorable para crear ambientes agradables y visualmente bellos.

Rapidez en la instalación y facilidad para ser trabajada

Es también muy fácil de trabajar, cortar, tallar de mil formas distintas y tamaños, por lo que no representa ningún problema para adaptarse a las necesidades específicas de cada vivienda. Así mismo, es un material muy cómodo de transportar y las herramientas existentes permiten trabajarla en el mismo sitio donde se está construyendo. También representa una considerable mejora en relación al consumo de agua y en los tiempos de secado.

La adaptabilidad

Esta adaptabilidad no se refiere únicamente al factor antes mencionado sobre su facilidad para ser manipulada y tratada que permite colocarla en cualquier lugar, según sea la necesidad. Hace referencia, también, al hecho de que puede adaptarse a cualquier tipo de clima y condiciones ambientales, tanto en interiores como en exteriores.