Sociedad ¿Cuánto debe de pagar un padre o madre por hijo en España?

¿Cuánto debe de pagar un padre o madre por hijo en España?

De los más de 86.000 divorcios y separaciones de 2021 en España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) sitúa que la custodia compartida se otorgó en el 43% de los casos. Con ello, en el 60% y en el 87% de los procesos el pago de la pensión alimenticia y de la compensatoria, respectivamente, recayó sobre la figura paterna. Pero, ¿cuál es el motivo de ello y cuánto debe pagar un padre o madre separado por hijo en España?

El impacto económico del divorcio

Además de suponer un gran cambio en la estabilidad vital —sobre todo, cuando existen hijos menores de por medio— divorciarse o separarse implica un gasto económico. Sea a causa de las necesidades legales que ello conlleva, o bien a causa del pago de una pensión alimenticia y/o compensatoria, incluso el convenio regulador es un gasto que debe tenerse en cuenta, ya que varía según la naturaleza del matrimonio.

Sin embargo, es indiferente que se trate de un Convenio regulador sin matrimonio, pero con hijos, o de un matrimonio que se separa o divorcia con hijos. En cualquier caso, la ley tendrá en cuenta las necesidades básicas, y también extraordinarias, de los hijos frente a la separación o divorcio, así como el progenitor que presta dicha ayuda. Y que, según la tendencia, acostumbra a recaer sobre la figura del padre en España.

Custodia compartida en casi la mitad de las rupturas

Según el informe de este julio del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2021 los divorcios aumentaron un 12,5% respecto al año anterior, con un total de 86.851 casos registrados. Dado que más del 56% de los matrimonios separados y divorciados tenían hijos menores, y aunque en el 46,8% de los casos no se otorgó finalmente, en el 43% de los divorcios y separaciones con hijos se concedió la custodia compartida.

Dentro del grupo de las concedidas, teniendo en cuenta 39.627 casos donde su ejercicio no procedió, la madre recibió la custodia en el 53,1% de los procesos, mientras que el padre tan sólo en el 3,5%. Asimismo, y en cuanto al régimen compensatorio, los datos sitúan que recayó sobre el padre el pago de la pensión alimenticia en el 60,2% de los casos, sobre ambos cónyuges en el 36,1% y sólo sobre la madre en el 3,7%.

Asimismo, y en el 8,6% de los casos donde fue preciso hacerlo, el informe del INE añade que se asignó mayoritariamente al esposo el pago de una pensión compensatoria. Concretamente, en el 87,5% de esos más de 7.400 procesos de divorcio y/o separación que comprende dicha categoría. Y, sobre todo, a causa del desequilibrio económico posterior a la ruptura sobre el que se suman los gastos de manutención de un hijo.

¿Cuánto se paga por hijo tras una separación o divorcio?

Tras la separación de una relación cuya economía se sustentaba por el motor de ambos cónyuges, saber cuanto debe pagar un padre separado por hijo en España es preciso para hacer números y encarar debidamente la nueva etapa. Por lo general, en España, el importe mínimo de pensión de alimentos en separaciones y divorcios con hijos es de 150 euros por mes e hijo, según matiza el despacho especializado Abogados Cebrián.

Sin embargo, la cifra puede estar sujeta a cambios, ya que el importe exacto a pagar en realidad depende de las necesidades de los hijos, así como de los ingresos de sus padres y demás circunstancias familiares y/o especiales como bien dicta el artículo 146 del Código Civil. Asimismo, y pese a ese mínimo fijado de 150 euros, se destina entre el 30% y el 35% de los ingresos siempre a partir de dicha cantidad y sin reducirla.

Del mismo modo, cabe entender que, según el Consejo General del Poder Judicial, uno de los criterios es que el hijo sea considerado económicamente dependiente. Es decir, y por lo general, entre las edades de 16 a 25 años si carecen de actividad laboral y si uno de los padres es miembro del hogar. Eso, sin incluir gastos extraordinarios —del sector sanitario al ámbito escolar—, cuyo pago se estima aparte y entre ambos.

¿Cómo se evalúa sobre quién recae la pensión?

En una relación, la capacidad económica no siempre se sostiene por ambas partes, pero no porque una de ellas ingrese más significa que también haga más. En ese sentido, existen “costes ocultos” en la crianza de los hijos de los que, en la gran mayoría de los casos, se encarga la figura materna y que deben contemplarse. Por ejemplo, tanto el trabajo doméstico como los cuidados generales a los hijos fuera y dentro del hogar.

Por ello, es natural que la pensión compensatoria y la alimenticia recaigan a menudo sobre el progenitor que más ingresa, por mera capacidad económica. Pero también, y retomando la mencionada circunstancia, sobre aquel que independientemente de sus ingresos no suele llevar a cabo otras tareas necesarias en el cuidado paternofilial o maternofilial, que sí realiza con regularidad o a diario el otro cónyuge implicado.