Don Juan Carlos regulariza el regalo de Sanginés-Krause y paga 678.393 euros a Hacienda

Este miércoles, a través de una declaración los abogados de Don Juan Carlos, presentaron una declaración de Hacienda, que ha sido del regalo que le fue girado por el empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, del que todavía no había dado cuenta al físico español durante los ejercicios de 2017,2018 y 2019.  Quien afrontó un pago que ha sido de 678.393,72 euros, al que se le agregan intereses y recargos, así lo comunicó a los medios de comunicación su letrado, Javier Sánchez-Junco.

Don Juan Carlos, deberá afrontar más de un sesenta por ciento del regalo, entre lo que debe declarar, los intereses y los recargos por demora, lo que eleva por arriba de los 800.000 euros la suma percibida del empresario y no ha sido declarada en los tres mencionados ejercicios.

El dinero viajó por transferencia desde la cuenta bancaria del empresario mexicano, hacia la del Coronel del Ejército del Aire Nicolás Murga, quien ha sido ayudante de campo de Don Juan Carlos entre 2007 y 2017, quién administro esos fondos en su nombre, encargándose del pago de sus gastos y de los demás miembros de su familia. Y lo hizo utilizando sus propias tarjetas de crédito, haciéndolo de esta manera como la persona interpuesta para el disfrute de estas atenciones económicas que recibió Don Juan Carlos y que este no declaró a Hacienda que las había recibido.

Este asunto aun continua en averiguaciones por la Fiscalía del Tibunal Supremo, al cual ahora el equipo legal de Don Juan Carlos, le informará el paso que dio de regularizar de forma voluntaria este incremento patrimonial, lo cual le permite que se evite incurrir en un posible delito fiscal.

Conforme a la legislación, se esta incurriendo en ilícito penal cuando la cuota que esta siendo defraudada, esta superando los 120.000 euros, y se empeora si la cuantía se encuentra por encima de los 600.000 euros, lo que podría darse en este caso. No obstante, la normativa incentiva a la regularización, todo esto hasta el punto de que si una persona actualizara su situación y pagase la deuda que es correspondiente antes de que la Administración Tributaria, comience una inspección o de que bien la Fiscalía o la Abogacía del Estado interpongan una querella, queda exenta de responsabilidad penal.

Siendo esta la situación en la que se encuentra Don Juan Carlos, que evitando el delito fiscal, evitaría de igual manera un posible cargo de blanqueo de capitales, pues ya para que esto suceda, tendría que aparecer el dinero de un ilícito precedente. Y ya no habría tal.

Todo esto va a depender de lo que acontezca en la investigación de la Fiscalía del Supremo y del resto de los indicios obrantes en las pesquisas que ha asumido la Fiscalía Anticorrupción, todo esto ha sido por ordenes de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, en el mes de noviembre.

Hay que destacar también que Murga, al igual que Sanginés-Krause, ha rendido declaraciones entorno a la investigación, la cual sigue bajo secreto. Siendo asumido por el primero como propios todos los gastos de Don Juan Carlos, en contra de la posición de su abogado. Quien ha asegurado que fueron atenciones que tenía con él, a quien le ha profesado una profunda lealtad, a pesar de que su nivel de gasto no era ajustable a sus ingresos reales. Y respecto al empresario mexicano, a defendido que ha sido un regalo de su bolsillo propio, para su amigo, sin ninguna contraprestación o transacción de por medio.

Esta no sería la única regularización, que esta estudiando el equipo que esta asesorando a Don Juan Carlos, ya que ahora también tiene sobre la mesa la posibilidad de que se diseñe una estructura que sea estable y totalmente transparente, para que el padre del Rey, logre seguir recibiendo este tipo de regalos o aportaciones, de cualquiera de sus amistades que se encuentren dentro o fuera de España, especialmente en este momento, en el que por ordenes del Rey, le ha sido retirada la asignación anual que era percibida con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Tres diligencias en la Fiscalía del Supremo

El movimiento disperso en gran parte el horizonte judicial de Don Juan Carlos, y dos años más tarde de diligencias fiscales que le afectan, no se encuentra imputado ni mucho menos se ha presentado una querella alguna en su contra.

Las pesquisas que han afectado a Sanginés-Krause y Nicolás Murga, han sido posiblemente las más delicadas, habida cuenta que muestra que se siguen por delito fiscal y blanqueo de capitales, pero para noviembre se han incorporado una nuevas diligencias, que han sido en torno a una alerta del  Sepblac, por movimientos económicos, desde un trust de la Isla de Jersey, la que de igual forma apunta a Don Juan Carlos. Y desde su alrededor han venido afirmando que ni  tiene intereses en la Islas del Canal, ni ha acometido trasvase alguno de fondos.

Las averiguaciones que se han iniciado quedan activas, con una investigación sobre presuntas comisiones ilegales en la adjudicación del AVE a la Meca, las cuales alimentadas por comisiones rogatorias a Suiza, terminaron apuntando a Don Juan Carlos, gracias a una donación de Arabia Saudí en una fundación creada ad hoc en Panamá en 2012.

Dicha fundación, poseía una cuenta en un banco de Suiza desde esta, fueron transferidos 68 millones de euros a su examante Corinna Larsen, quien ha sido investigada también por la fiscalía helvética por blanqueo. La Ficalía del Supremo, se encuentra muy cerca de archivar todas las diligencias, ya que para las fechas de estos hechos, Don Juan Carlos, aun era Jefe del Estado, y de esta manera es inviolable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here