El Gobierno asegura a Bruselas la introducción de peajes en las autovías para disminuir el déficit en las carreteras

Ábalos comunica la rebaja de los peajes de la AP-9 para julio.

El Gobierno no demorara las concesiones en los tramos de la AP-2 y AP-7 y se quedarán sin peajes en agosto. El Gobierno ha incorporado en el plan de recuperación que enviara a Bruselas antes del próximo 30 de abril la factibilidad de introducir peajes en la red de autovías, con la finalidad de asegurar los fondos requeridos para el mantenimiento de la red de carreteras.

A cierre de 2019, el déficit en esta partida sube a 7.500 millones de euros, toda vez que el levantamiento de los peajes ha hecho gratuitos algunos tramos de las fundamentales vías del país, lo que presume una disminución de ingresos y menos fondos para atacar obras en las carreteras.

Entre las medidas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha ofrecido a Bruselas en el marco del recibimiento de 140.000 millones de euros de los fondos europeos se halla la revisión de la financiación de las autovías para imponer un sistema de ingresos.

Se reconsidera la financiación de las vías de alta capacidad y se impondrá un método de ingresos que asegure los fondos requeridos para el mantenimiento de la red viaria estatal, expresa en uno de sus puntos del denominado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En ese marco, España se halla a la cola de los enormes países europeos por inversión en carreteras, con solo 22.489 euros por kilómetro, conforme información de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (Acex), que coloca a Italia, Francia y Alemania por sobre de los 41.000 euros.

El escrito que el Gobierno enviara a la Comisión Europea retoma a relacionar hacia delante su plan: Es necesario desarrollar un método de pago por uso de la red de vías de alta capacidad que confiera cubrir los costos de mantenimiento e reintegrar las externalidades negativas del transporte por carretera como ocurre en el resto de infraestructuras.

Diversas propuestas

En algunas oportunidades, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ya ha abierto la puerta a esta factibilidad, aun cuando rechazan el pago por parte de los ciudadanos que requieran transitar por ellas por fundamento de trabajo o cualquier otro tipo de necesidad.

Por el contrario, sí lograría incluir un modelo que autorice ingresar dinero en las arcas públicas por medio del pago por parte de las actividades económicas que se aprovechan de la infraestructura pública, es hablar, de empresas cuyo transito  por las autovías les hace ser más potencial en su actividad.

Sin embargo, el Gobierno ya ha recalcado en algunas oportunidades que cualquier cambio en este marco tendrá que contar con el consenso económico, político y social suficiente. Por el momento, los partidos no han dejado transparentes sus posturas, motivado al déficit real en el que provoca la gratuidad de las carreteras, más allá de algunos mensajes puntuales con objetivos electorales.

Conforme la patronal de la construcción Seopan, la entrada de peajes en la red de 14.130 kilómetros de autovías ahora libres de pago en España originaria unos ingresos de 12.649 millones de euros anuales por tarificación.

Igualmente, solo Hacienda entrarían 4.700 millones de euros por IVA, Impuesto de Sociedades e IBI cada año, entre tanto que el conjunto de las administraciones públicas alcanzar un pago inicial de 5.614 millones de euros y uno anual de 4.827 millones de euros a lo largo de un periodo de 25 años, así como un ahorro de 850 millones en conservación.

Conforme sus cálculos, el déficit anual originado por la devolución de las autopistas, que ya suma 1.907 kilómetros retomados al Estado entre 2019 y 2021, logra casi 1.000 millones de euros, debido a la pérdida de recaudación fiscal y al aumento del gasto de conservación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here