El Gobierno Español da luz verde para la construcción de submarinos S-80 para la Armada

S-80
Publicidad

Este 30 de noviembre el Consejo de Ministros tiene planificado aprobar la orden de ejecución de  los cuatro nuevos submarinos de la clase S-80 de la Armada  Española.  Se trata de un último trámite administrativo después de que fuera aprobado por el gobierno el aumento del techo de gasto de este programa militar. El cual se aprobó el 27 de julio, desde  los 2.135 millones iniciales a los 3.905 millones.

Estos submarinos S-80 hay que recordar que se empezaron a construirse en el año 2005 sufriendo diversos contratiempos. Los cuales fueron superados tras el asesoramiento del astillero estadounidense General Dynamics Electric Boat y la US Navy.  Se realizó la última corrección por un desfase en su peso que obligó a alargar su eslora de los 72 metros iniciales a los 80,81 finales. Esta fue la causa del retraso de este programa y la desviación del presupuesto en 1.771 de millones de euros.

Las entregas de los cuatro submarinos están previstas entre septiembre de 2022 y julio de 2027

Continuó con la construcción en sus instalaciones, a pesar de los retrasos y la necesidad de subir el techo de gasto, Navantia. Aunque era necesario este último paso administrativo adoptado hoy por el Consejo de Ministros.

Entrega de los submarinos

S-80
Instalaciones de Navantia con uno de los S-80 para la Armada

Según las últimas estimaciones del astillero en Cartagena, el calendario de entrega es el siguiente: S-81 Isaac Peral, en septiembre del 2022, S-82  Narciso Monturiol, en mayo del 2024; S-83 Cosme García, en marzo del 2026; y S-84 Mateo García de los Reyes, en julio del 2027.

Estos nuevos sumergibles relevarán a los actuales Galerna  (S-71), Mistral (S-73) y Tramontana (S-74). Que alcanzarán así los 40 años de servicio al final de su vida útil después de las obras de revisión a las cuales van a ser sometidas los próximos años. El Siroco (S-72) fue dado de baja en 2012.

Estos submarinos españoles suelen participar en las misiones con los grupos navales de la OTAN. Los cuales forman parte de la misión de la UE Sophia son los que evitan el tráfico ilícito de personas y realizan operaciones de inteligencia. Siendo una capacidad fundamental para la Armada en el contexto del Mediterráneo.

Una de la principal novedad de este submarino diesel-eléctrico S-80 es su sistema de propulsión anaerobia que hará navegar en las profundidades independientemente del aire (“Air Independent Propulsion”), AIP). Lo cual le proporcionará mayor autonomía y discreción (no tendrá que ir a flote con la actual frecuencia). Existen dos empresas que desarrollan el AIP y ya han llegado a una solución: Técnicas Reunidas y Abengoa. Aún falta por saber a cuál de las dos se les adjudicará el contrato final.

Destacan fuentes conocedoras del proyecto que a los dos primeros submarinos entregados no contarán en el sistema AIP. A los cuales se les aplicará posteriormente en una parada de mantenimiento.

Misiles y torpedos

El S-80 de la Armada Española será el primero con disponibilidad para atacar objetivos terrestres. Ya que ira provisto con misiles sub-harpoon UGM-84 anti buque y con cierta capacidad de ataque a tierra. Los misiles son fabricados por la estadounidense Boeing. Navantia y la también estadounidense Lockheed Martin. Los cuales trabajan en la integración de todos sus sensores y sistemas de armas. Por su parte el torpedo elegido es el alemán DM2 A4 (empresa Atlas Elektronik).

Artículo anteriorLa final de la Libertadores River-Boca se jugará en el Santiago Bernabéu
Artículo siguienteEl separatismo ha retomado su relato tras las huelgas
Periodista
Jefe de redacción en ElPeriodico.digital