Ha fallecido Pierre Cardin a sus 98 años

En el Hospital Americano de París, cuando aún el mundo de la moda se encontraba lamentándose la muerte de la top model Stella Tennant, ha fallecido Pierre Cardin, a sus 98 años. Su muerte ha terminado con una manera de comprender la moda, dándole un adiós a la edad dorada de la costura y cerrado una buena parte de la historia. Este era el diseñador más veterano, el gran maestro que aún seguía en activo. La moda le proporcionó su fama, popularidad y fortuna, sin embargo, fue su talento fue expandido mucho más allá de la costura. Para Pierre Cardin, la pasarela era todo el planeta y fue por todo el globo terráqueo donde logró pasear todo su trabajo y su nombre. Fue un genio, un hombre con un talento esplendido que ha dejado un legado inmenso, que ha sido inspiración de muchas generaciones de jóvenes creadores de todo el mundo.

«Es un día de gran tristeza para toda nuestra familia, Pierre Cardin ya no está. El gran genio de la moda que fue, atravesó el siglo, dejando a Francia y al mundo un legado artístico único, pero no solo», es lo que escribió su familia en un comunicado. «Estamos orgullosos de su tenaz ambición y de la audacia que demostró a lo largo de su vida. Hombre moderno con múltiples talentos y una energía inagotable, se involucró muy pronto en los flujos de la globalización de bienes y el comercio». Por su parte, también las redes sociales transformado en un libro de condolencias de diseñadores, modelos, estilistas, gente del espectáculo, entre otros, todos queriendo darle un último adiós al maestro y darle sus condolencias a la familia.

Cardin, en los últimos años estuvo muy concentrado en su trabajo y escasamente veía lo que hacían sus compañeros más jóvenes.  Solo estuvo al pendiente de Jean Paul Gaultier, el cual inició en su taller: “Tenía 17 años cuando entró en mi empresa. Lo lancé porque creí en él y sigo creyendo en él. Es un provocador pero yo soy más recatado”. Por lo que fue de asombro que este no acudiera al desfile que el diseñador había realizado en enero de 2020, con el fin de celebrar sus 50 años en la moda y decir adiós a las pasarelas. Del que salieron los rumores sobre su estado de salud, pero fueron disueltos prontamente.

El diseñado en los finales del mes de febrero, presentó uno de sus últimos protegidos, quién es un joven llamado Pierre Courtial de 27 años, al que apadrinó en su primera colección, que fue presentada en su estudio de la Rue Saint-Honore de París. «Se presentó en mi taller como todos los jóvenes que buscaban trabajo y noté su personalidad y su originalidad enseguida. Así que confié en él porque estoy creando un estudio para diseñadores», expresaba. Fueron muchos los que para este momento, pensaban que Carrin buscaba a su sustituto, la persona elegida para que continuara con su trabajo y eternizara su nombre.

Fue en el año 1945, cuando un joven de a penas 23 años, llamado Pietro Cardin, viajó de su país natal Italia hasta París, con su maleta completamente llena de sueños, que continuamente empearon a volverse realidad. Aprendió en talleres de gran relevancia, como lo han sido los de Jeanne Paquin y Elsa Schiaparelli, a solo un año de su llegada, ya se encontraba en nómina de Christian Dior, siendo uno de sus mejores aprendices. Para el año 2019, en medio de una entrevista lleno de asombro a todos diciendo que el gran icónico traje «Bar», fue realizado por lo que el había hecho. «Cuando Dior abría sus puertas a las 8 de la mañana, yo ya llevaba media hora esperando. Era el primer empleado de la casa de Dior y en ese momento nadie le conocía. Fui su primer empleado», es lo que dijo en una de sus últimas entrevistas.

El nombre de Pierre Cardin, ha sido sinónimo de revolución y evolución. Logró experimentar todos los oficios de la costura, con todo tipo de tejidos y derribó las barreras de género, realizando de la moda unisex una gran bandera de libertad.  «Fui muy afortunado por formar parte de un periodo en el que había que volver a hacerlo todo. Las mujeres querían ir de fiesta, bailar, divertirse; aquello tenía su lado sexy». Inmediatamente supo que la carrera espacial marcaría la vida de las personas y de igual manera sus armarios. De igual forma, modernizó la moda con formas, colores y texturas inspirados en las naves tripuladas, los uniformes de los astronautas y la NASA.»Mi prenda favorita es la que invento para una vida que aún no existe», expresaba.

También fue el primer civil, en colocarse el traje espacial de Buzz Aldrin -el hombre que pisó la luna con Neil Armstrong-, fue el primer diseñador que apareció en la portada de la revista Time y el primero que realizó un desfile en la Plaza Roja de Moscú, en el desierto de Gobi y en la Muralla China. Fue el rey de las licencias y su éxito fue extendido al diseño de muebles y automóviles, a la hostelería y sobre todo al teatro, siendo esta su gran pasión. Así mismo, fue figurinista y diseñador de decorados.  “Entré en la moda para ganar dinero y poder hacer teatro”, enuncio en el 2014, en medio de una visita a Madrid, para hablar al respecto de su trabajo como productor teatral.

De igual modo, en el cine y televisión, pudo tener una fuerte carrera como diseñador de vestuario y pudo trabajar con directores como cosagrados como Jean Cocteau, Max Ophüls, Louis Malle y Roger Vadim. También vistió a actrices fabulosas como Jeanne Moureau  (con la que se dice que mantuvo un affair, Brigitte Bardott, Mia Farrow y Jane Fonda. Realizó el vestuario para el actor Patrick Macneela, para la famosas serie «Los vengadores» y una de sus amigas intimas y clienta incondicional, la cantante francesa Mireille Mathieu. Teniendo una de las carreras más extensas de la historia de la moda. Brincó década en década y cambió de siglo. Siendo un caso extraordinario. Por lo que, cuando cualquier periodista joven se le acercó para realizarle una entrevista, acostumbraba decir: «¡Como puedes ver, existo!».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here