La vacuna de AstraZeneca no va a ser inyectada como mínimo a mayores de 65 años

No se pinchará a mayores de 65 años, como mínimo la vacuna de AstraZeneca. El comité de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud, que está constituido por los técnicos del Gobierno y las comunidades autónomas, se ha encontrado este jueves haciendo un debate al respecto de si marcaran el límite en los 65 o en los 55, si haber logrado llegar a un acuerdo, por lo que van a reanudar las conversaciones este viernes, conforme a las fuentes que estuvieron presentes en la reunión. En los ensayos clínicos de este medicamento no existe una muestra que sea lo competentemente grande de las personas mayores de 65 años, como para que pueda ser arrojado un resultado que sea convincente al respecto de su efectividad en dicho grupo, y en su mayoría los participantes mantenían edades menores de 55. Por lo menos siete países de Europa, ya han hecho el anuncio de que solamente va a ser aplicada para los menores de 65 años. Por su parte, Alemania tomó la decisión de colocar el límite en esta edad, en tanto que los asesores de Italia lo han bajado a los 55. Polonia, se encuentra en un término medio y lo ha fijado en los 60. Lo que va a obligar a que se seleccione a un grupo prioritario en los que sea administrado este medicamento, del que van a llegar 1,8 millones de dosis este mes.

A última hora de este jueves, fue informado por el Ministerio de Sanidad, que las vacunas de AstraZeneca, van a llegar este próximo fin de semana estarán destinadas a los sanitarios y sociosanitarios, que no se encuentran agregado en el grupo 2 y 3, lo que significa, que serán las personas que no estén en primera línea. Después de ellos, van a tener que buscar otros grupos de personas que sean vulnerables más jóvenes, podría ser de 65 o 55, y va a depender de la edad que sea decidida, u otros trabajadores esenciales. El posterior segmento que esta la fase 1 del plan, de los grandes dependientes, se encuentra constituido en buena medida por mayores de 65 años, por lo que para estos tampoco va a ser destinada. Y el próximo, ya será en la segunda fase, inmediatamente sean terminadas las residencias, sanitarios y grandes dependientes, en torno a los 2,5 millones de personas, son los mayores de 80 años.

No ha existido mucha controversia científica en España, al respecto de si la vacuna de AstraZeneca, se va a tener que colocar a los mayores de 65 años. Las sociedades médicas que han tenido una cierta relación con el tema, las cuales son la de Epidemiología, de Salud Pública, de Medicina Preventiva, de Vacunología y de Geriatría, se encuentran de acuerdo en que este fármaco se debería reservar a las personas menores de esta edad, y para quienes ya ha demostrado eficacia.

El argumento que ha sido proporcionado por los portavoces de cada una de estas es similar, y se puede se reunido en este que ha sido explicado por José Gutiérrez, quien es el experto en vacunas de la Sociedad Española de Geriatría, que ha dicho que por ahora y hasta que sea generada una mayor evidencia científica con los estudios que todavía continúan andando al respecto de esta vacuna, lo pertinente es que se continúe usando en este grupo etario, que son los mayores de 65, de las vacunas de Pfizer y Moderna. Puede ser considerado en la actualidad que la vacunación es segura en estos, y que podrá ser producido en efectos secundarios leves; radicando el problema en que no ha sido comprobado si, en las personas mayores, la vacuna es eficaz y provoca una respuesta inmune que es suficiente como para que se provoque una inmunidad humoral y celular que evite que las consecuencias de la infección por el virus.

Prosigue Gutiérrez, con que las vacunas de AstraZeneca, pueden ser utilizadas en otros grupos poblacionales, ya que todo esto no tendría porque retrasar la planificación que ya ha sido propuesto, efectivamente, pueden iniciar pensando que brevemente vamos a poder disponer de alguna vacunas en contra del coronavirus y cada una de estas va a estar dirigida a un grupo de riesgo diferente. Esto ha conducido a que se piense que potencialmente el orden de la vacunación, que fue propuesto en la estrategia de vacunación de España, no vaya a ser tan lineal como lo que ha sido previsto y se inicie a solapar la vacunación de diversos grupos de población.

Pese a esta aprobación, no es una discusión sencilla, ya que está repleto de matices. Siendo al respecto de como ocurre con todo medicamento, de que sea encontrado un equilibrio entre el riesgo y el beneficio. A la inversa que en el resto de Europa, ha sido asumido en el Reino Unido que a pesar de que no existen pruebas que concluyan de su efectividad en mayores, según ha sido mostrado por los ensayos clínicos una buena respuesta inmune, y el riesgo de que puede que no llegue a ser totalmente eficaz, se ve compensado con las vidas que podrían estar salvando si enseña finalmente resultados que sean iguales a otros grupos etarios.

Martin McKee, profesor de la London School of Hygiene and Tropical Medicine, ha expuesto que una visión que es perfectamente aceptable es que se sabe que la vacuna es segura en edades que son más avanzadas, y que sea la evidencia la que de la respuesta de los anticuerpos sugiriendo de una forma fuerte que va a ser protectora, debido a lo que se ve razonablemente que se suponga que lo va a ser.  El experto, es uno de los más respetados en el ámbito de la salud pública, y ha continuado diciendo que si usted es un país en que ya posee muchas otras vacunas, tales como la de Pfizer BioNTech, en tal caso puede que se justifique la administración de esta vacuna a las personas mayores y la de AstraZeneca a las personas que son más jóvenes. Por consiguiente, cada regulador va a tener que tomar su propia decisión y va a ser difícil que se critique a uno que ampare cualquiera de estos puntos de vista. El personalmente tiene la creencia, de que tienen pruebas suficientes para que sea justificado que se le dé a las personas mayores, pero no va a criticar a otras que tomen la decisión de no hacerlo, en cuanto tengan suministros que sean adecuados de otras vacunas para estas personas mayores.

Más de 1.300 muertes de mayores de 80 años a la semana

Kent Woods, quien fuera director de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), ha criticado por medio de declaraciones a la agencia AFP que los países europeos, por lo menos siete de estos que ya lo han anunciado, han rechazado la vacuna de AstraZeneca para mayores. Y culpó a los líderes de estos países de estar haciendo política y de que se ponga en riesgo la vida de sus ciudadanos. A pesar de que efectivamente son decisiones o recomendaciones de los técnicos de estos Gobiernos, Woods se ha referido al tira y afloja entre la UE y esta farmacéutica, que va a hacer la entrega de menos dosis de las comprometidas. Dicho experto se ha mostrado asombrado de que en tanto la EMA, aprobó el medicamento para cualquier persona que sea mayor de 65 años, y los países la vetan justamente para aquellos que más lo necesitan.

En cada semana del mes de enero, en España murieron más de 1.300 mayores de 80 años por culpa del coronavirus, conforme a los datos del Instituto de Salud Carlos III, a los que les debe ser agregados los decesos que no se contabilizados hasta el momento, por lo que va a ser más que probable que esta cifra se incremente. A pesar de que en el mes de febrero, se encuentra produciéndose una leve caída de los contagios, la epidemia en España continúa en niveles que son extremos. Cada semana que están pasando sin ser vacunados están falleciendo cientos de personas mayores. Las personas que están sobrepasando los 80 años, se encuentran representando el 66,5% de todos los fallecimientos oficiales por covid en España, correspondiendo a la segunda ola, pese a que solamente se ha sumado el 6% de la población, que son 2,8 millones de personas.

No se trata de un retraso, con respecto a lo que ya se tenía previsto, pero si la vacuna de AstraZeneca, fuese aplicada a los mayores puede ser aplicado adelantado con relación al calendario que se tiene actualmente. El asunto ha sido que, de acuerdo con la planificación de la vacunación que tiene el Gobierno, aun no es su turno. Previamente a estos se debe completar la vacunación en residencias, que ya está avanzada, la de los 1,7 millones de sanitarios que se encuentran agregados a la primera fase, y la de 367.000 grandes dependientes. Lo que hace que sea muy difícil, que se pueda iniciar antes del mes de marzo con los mayores de 80 años, siendo una cosa que posiblemente sí pueda suceder si es usada para ellos la de AstraZeneca. Otros países, tales como Alemania, han incluido a los ancianos en el grupo prioritario, y ya han logrado pinchar a más de medio millón con las de Pfizer y de Moderna.

Prácticamente todos los que se han consultado, se encuentran de acuerdo en que se use la de AstraZeneca, en personas que son más jóvenes a los 65 años. Pero han puesto una coletilla: “Siempre que tengamos suficiente de las otras vacunas para esa edad”. Frente a esta situación de escasez, Elvis García, quien es doctor en salud pública por la Universidad de Harvard, el cual es partidario de que se vacune ya a los mayores con los medicamentos de AstraZeneca, y ha dicho que si las vacunas son seguras, a pesar de que la eficacia no haya podido ser demostrada del todo en este grupo poblacional, y no sería mal visto vacunarles. Y ha enfatizado que está falleciendo mucha gente y, viendo lo que ya se ha visto, y frente a la incertidumbre que se asoció a la distribución de las vacunas que se han visto estas semanas, que se espere hasta que lleguen vacunas es jugársela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here