Momento en el que saltan las alarmas de Hacienda al ingresar dinero o retirar dinero en efectivo

  • Fue aumentada la capacidad de ahorro de muchas familias, debido al motivo de las restricciones, confinamientos, teletrabajo y un largo etcétera, que han sido como derivado de la pandemia de la Covid-19, sobre todo en la que de forma obvia no se han visto tan perjudicadas por esta crisis, por motivos de ERTE. Además a eso habría que agregarle un endurecimiento de la política de comisiones, de parte de las entidades bancarias que llegaron a causar un poco de recelo entre sus clientes. Esta alternativa es una de las que más antigüedad tiene, y es guardar el dinero en casa.

Vamos a ponernos de ejemplo, el caso de una persona que tomó la decisión de estar sacando de manera periódica en unos meses, más de 1.000 euros de su cuenta para que sea guardado en casa, para sus imprevistos, sus compras menores, sus regalos, etc. Esto es algo que se hace de forma legal, sin embargo, se debe tener en cuenta que dicha condición va a ser anulada si no es incluida la declaración de la renta, la cual, ya tiene sus fechas indicadas en el calendario de 2021. Eso mismo va a ocurrir de forma contraria, si el dinero que se tenía en casa, lo ingresamos en el banco.

No solamente van a tener que rendir cuentas con el fisco, ya que también, van a necesitar tener en cuenta que la Agencia Tributaria podría encontrarse al acecho, porque Hacienda va a poder detectar los ingresos que son injustificados, fundamentalmente por ingresos o transferencias en las cuentas bancarias.

En este aspecto, los ingresos o retiradas en efectivo, que sean superiores a 3.000 euros o transferencias que sean elevadas, van a hacer que se exalten las alarmas, van a provocar una investigación que sea de parte de Hacienda. Si son detectados ahorros, que no se encuentran justificados, va a hacer pagar por estos a su poseedor, por medio de impuestos tales como ganancia patrimonial no justifica. Un pago de una cuantía alta, que se derive de una sanción, es el resultado.

El hecho de que se tengan ahorros, que no estén justificados no va a implicar de forma directa la apertura de una investigación o la aplicación de una multa que se por parte de Hacienda. Cabe resaltar, que en la actualidad en España es probable que este comprando con dinero en efectivo, con un máximo de 2.500 euros en el caso de las personas físicas.

Otros movimientos que se le van a notificar a Hacienda

Sin embargo, esto no va a ser lo único que va a hacer que se exalten las alarmas de la Agencia Tributaria. Ya que existen otros movimientos, en los que el banco comúnmente da una parte al fisco. Como es un ejemplo, en los casos de las transacciones que se hacen con billetes de 500 euros. En dicho supuesto, no va a tener relevancia que la cantidad no llegue a superar dicho límite de 3.000 euros. En tanto la entidad llegue a detectar un movimiento con uno de los grandes, va a informar a Hacienda, así como se encuentra estipulado en el Tribunal Supremo.

Además en otras circunstancias, los casos en las operaciones lleguen a superar los 10.000 euros o los préstamos o créditos que sean por más de 6.000 euros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here