Príncipe Harry y Meghan Markle: Mantendrán el nacimiento de su bebé «en privado»

Así lo anunciaron en un comunicado de Kensington Palace en nombre del Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle.

De esta manera se dio fin a las especulaciones de estas últimas semanas sobre cómo se mostraría la llegada de Baby Sussex, dónde sería su nacimiento, o si posarían para las fotos,

«El Duque y la Duquesa de Sussex están muy agradecidos por los buenos deseos que han recibido en todo el Reino Unido y alrededor del mundo mientras se preparan para darle la bienvenida a su bebé. Sus Altezas Reales han tomado la decisión personal de mantener sus planes alrededor del nacimiento en privado”, expresaba el comunicado.

Además, se aclaró que el nacimiento de Baby Sussex no se anunciará como siempre hacen los Windsor y no se hará posado en la maternidad ni se difundirán imágenes hasta que los Duques lo consideren oportuno. También se hizo en hincapié en la privacidad que desean el príncipe y su esposa durante este mes que resta.

Esto rompería con la tradición mantenida hasta aquí por la realeza británica de mostrar a sus hijos en público inmediatamente después de sus nacimientos; tal cual lo hizo el hermano de Harry, el príncipe William y su esposa Kate, cuyos bebes fueron mostrados al público casi inmediatamente.

De hecho, algunos medios británicos han criticado la decisión de la pareja y otros se animaron a vaticinar que la pareja real considera tener al bebé en su hogar, lo que también rompería la tradición de William y Kate de dar a luz en un pabelllón privado del hospital St Mary’s en Londres. No obstante, estarían recuperando una antigua tradición seguida por la reino de Inglaterra, Isabel II, que también tuvo a sus hijos en Frogmore Cottage.

Harry y Meghan viven actualmente en el Palacio de Kensington en Londres, la misma residencia de William y Kate. Aunque planean mudarse a Frogmore Cottage en Windsor justo antes del nacimiento, se ha reportado.

 

Algunas fuentes hablaron con un tabloide británico y destacaron que Harry y Meghan, que esperan al bebé –del cual no se conoce su sexo aún- a fin de mes, no han descartado que el parto sea en un hospital debido a la ex actriz tiene 37 años y tiene un mayor riesgo de un parto prematuro o la necesidad de una epidural o cesárea.

Sin embargo, los más cercanos a la duquesa señalan que ella desea parir en casa ya que goza de una excelente salud y desea la máxima privacidad al momento de recibir a su primer hijo. «Dar a luz en su casa es su elección favorita», dijo una fuente al mencionado medio, «pero obviamente dependerá de cómo estén las cosas cuando se presente el parto».

 

 

Artículo anteriorEl Barcelona, tiene temor a otro drama europeo
Artículo siguienteMonseñor Silvio Báez fue trasladado a Roma por el Papa Francisco por amenaza de muerte
Jefe de redacción en ElPeriodico.digital