Rato, fuera de caso Villarejo: el juez no le ve víctima de los encargos del BBVA

Ha quedado fuera del caso Villarejo, Rodrigo Rato. Fue declinada su petición, por el magistrado Manuel García Castellón de personarse como víctima de los espionajes que ha llevado a cabo desde el Grupo Cenyt a pesar de que el que fuese vicepresidente del Ejecutivo ha solicitado a la Audiencia Nacional que le añadiera entre el grueso número de afectados que han integrado este procedimiento. En conclusión, el de igual forma economista ha expuesto que, a tenor de unas informaciones que se publicaron en prensa, ha resultado perjudicado por unas escuchas ilegales en referencia al encargo que el BBVA ha efectuado al espía en el año 2004 que es relativo al proyecto Trampa.

Se ha referido el que fuese director gerente del FMI, del primer trabajo formal que este policía que ya se ha jubilado ha llevado a cabo para esta entidad y que tenía como finalidad que se evitara que Sacyr hiciera un asalto al capital de BBVA, frente a las sospechas de que se estaba preparaba este movimiento en connivencia con el Gobierno de ese momento. Al rededor de dicho trabajo, ha espiado Villarejo de cerca a relevantes políticos, empresarios y banqueros, entre los que se encuentra el propio Rato. Por dicho motivo, ha solicitado a la Audiencia Nacional que le tuviese por personado en esta pieza novena de la macrocausa Tándem en la que de igual forma estan figurando como perjudicados el que fuese presidente de Sacyr, Luis del Rivero; el exministro de Industria Miguel Sebastián, el exvicepresidente de la CNMV Carlos Arenillas o los exaltos cargos del BBVA José Domingo Ampuero y Vicente Benedito Francés.

No obstante, el titular del Juzgado Central de Instrucción respondió de forma negativa a su solicitud, conforme con un auto al cual se ha tenido acceso. En ese mismo, el magistrado explicaba que «no se han podido localizar las intervenciones del tráfico de llamadas» que ha sostenido Rato por lo que no son apreciados elementos para que se considere perjudicado en esta pieza concreta. Por dicho motivo ha desestimado su petición y le ha recordado que no es el único al que le ha cerrado la puerta en dicho sentido ya que ha actuado de la misma forma frente a las peticiones del sindicato Manos Limpias o de la Asociación española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC).

Encuentros confidenciales

Con todo esto es al respecto de un nuevo capítulo en el enfrentamiento entre el comisario jubilado y el exalto cargo del Partido Popular más tarde de que en los finales del pasado año el de igual forma expresidente de Bankia, realizará el anuncio de acciones legales en contra del comisario por haberle implicado en la trama Gürtel. En conclusión, y conforme obra en el sumario de la pieza por el espionaje a Luis Bárcenas, Villarejo indicó que Rato ha sido una de las personas que ha cobrado sobresueldos en ‘B’ del Partido Popular. De esta forma lo ha explicado en conversación con otros implicados en la trama y aseguró inclusibe que ha ido a verle a prisión. «Si tengo al Rato inmortalizado diciéndome que el otro trincaba! Porque me han mandado para hablar con él… pues tú imagínatelo… y luego el Rato diciendo: ‘yo estaba en la fila… Rajoy iba delante mía y cada uno con el sobre'», ha expuesto.

Rato ha contraatacado y asegura que «jamás» ha realizado estas manifestaciones y que las mismas han constituido una «auténtica falacia y mendacidad». Por dicho motivo ha decidido interponer una demanda en contra del policía en un juzgado de Primera Instancia número 1 de Móstoles en el marco de la que se ha acordado un acto de conciliación entre las partes. Este mismo se ha celebrado hace solo dos semanas y ha terminado con una victoria para el expolítico del Partido Popular, ya que la defensa de Villarejo se ha disculpado por el perjuicio causado y se ha negado a admitir que fue cierto lo que resumían dichas grabaciones.

La visita, solamente ha durado una hora y en la cual solamente se han visto las caras los abogados, ha terminado bien para las dos partes más tarde de que la defensa letrada del policía hiciera entrega de una misiva en la que señalaba que dichos audios se encontraban manipulados. «En modo alguno reconozco el contenido de la charla por teléfono que supuestamente mantuve con un tercero respecto a dichos encuentros con el Sr. Rato puesto que, como he venido declarando en sede judicial, la mayoría de mis comunicaciones fueron intervenidas por determinados miembros del CNI y posteriormente su contenido manipulado y después filtrado», ha expuesto en el escrito al que se ha tenido y en el que ha dicho que era «aventurado» dar por válidos estos audios.

Fin del conflicto

El hecho de que hubiese dejado claro que no dio credibilidad a su contenido entusiasmó a la defensa de Rodrigo Rato, la que ha decidido no continuar adelante junto a las acciones legales y ha dejado el asunto en este punto. Con todo, en su carta, el espía que se encuentra siendo investigado en la Audiencia Nacional por una presunta organización criminal, que ha mantenido que sí se ha llegado a reunir con el político. «A petición de Presidencia mantuve diversos encuentros con el ahora afectado en mi condición de agente de inteligencia con el propósito de prestarle apoyo de toda índole e incluso jurídica, como colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Dichas reuniones se celebraron en el lugar que designó el Sr. Rato, que tal y como apreciar, había sido avisado en mi condición de mero mandatario», ha agregado el comisario jubilado.

De esta forma pues, y a pesar de que esta vía se va a cerrar, el expolítico del PP aune tenía otro frente abierto en contra de Villarejo que en este momento esta siendo zanjado por el magistrado. La petición de personación que en este momento se esta denegando se ha formalizado en la Audiencia Nacional el mes pasado de diciembre como consecuencia, conforme ha expuesto en ese momento, de unas «presuntas intervenciones y escuchas telefónicas» que se produjeron sin la perceptiva autorización judicial. El propio Villarejo, en los informes que fue trasladando al BBVA en referencia al proyecto Trampa dio parte del control de tráfico de llamadas a los implicados en la operación que este traía entre manos Sacyr. Conforme ha explicado, en su intención de boicotear las aspiraciones de Del Rivero no se ha conformado solamente con intentar evitar que los accionistas se han sumado a su proyecto, ya que de igual forma, hiha hecho seguimientos y rastreos de todo tipo.

En conclusión interceptó más de 869 llamadas telefónicas de Sebastián, Emilio Botín, el empresario Juan Abelló, o el propio Del Rivero, el que esta figurando así mismo como perjudicado en la pieza de la causa en la cual se están investigando los encargos de Repsol y CaixaBank. En su fin por la reducción al que ha nombrado como Grupo Hostil, que igual ha realizado 75 reuniones con el Servicio de Inteligencia del Gobierno, alrededor de una treintena con los servicios de inteligencia en el extranjero y 90 contactos con medios de comunicación, siempre conforme a sus informes. Las víctimas de dicho asunto han declarado en sede judicial de este mismo mes y han denunciado un terrible daño reputacional al tratarse de acciones que, tal y como ha sostenido Anticorrupción, van a ser constitutivas de delito de revelación de secretos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here