Inicio Sociedad Rodríguez: El secreto de los embutidos caseros con más de 100 años de historia

Rodríguez: El secreto de los embutidos caseros con más de 100 años de historia

0
Rodríguez: El secreto de los embutidos caseros con más de 100 años de historia

El sabor y el aroma de la marca, así como sus respetuosos procesos de elaboración, los convierte en un referente del sector cárnico de porcinos. La empresa ha pasado de generación en generación por más de un siglo. ¿Cómo lo han logrado?

No son muchas las empresas que sobreviven a crisis, guerras, cambios en los procesos productivos y nuevos hábitos de consumo. Las que lo logran, han sabido adaptarse y progresar siguiendo el curso de los cambios, pero también apostando a sus propios valores.

¿Cuál es el valor que pone en nuestra mesa un jamón cuya tradición se mantuvo por más de 100 años y está presente en los 5 continentes? Sin duda alguna, la calidad. Los jamones Rodríguez no tienen conservantes, ni aditivos y reúnen las propiedades nutritivas de un alimento totalmente natural, rico en proteínas y vitamina B1, hierro, zinc y magnesio.

Proponemos en cada uno de nuestros jamones aromas y sabores del auténtico embutido jamón serrano curado. Decidirse por una de nuestras cuatro variedades ‘Gran Reserva, Ibérico 6 Etapas, Reserva o Curado Redondo’, es adentrarse en el universo de los jamones curados de los mejores cerdos y tratados en las mejores condiciones climáticas que ofrece el norte de la península ibérica”, aseguran los responsables de la firma.

Herederos de más de 100 años de historia

En 1910, Miguel Rodríguez Sánchez y su familia comenzaron a producir y comercializar los productos cárnicos tradicionales de La Bañeza. No sabían la larga historia que estaban comenzando a escribir.

10 años después abrió la primera tienda en la localidad leonesa y para 1950 tenía un plan de expansión en marcha, construyó su propio matadero y comenzó a distribuir en cadena. La tercera generación de Rodríguez, ya tenía en sus manos canales de ventas a través de ultramarinos y del comercio tradicional.

En 1996 los biznietos del fundador hicieron frente a un incendio del que supieron levantarse con una renovada planta y toda la fuerza necesaria para mantener el impulso que la sostiene hoy en día.

Nuestros jamones guardan entre sus sabores, más de un siglo de tradición”, afirman quienes continúan su legado en la actualidad, sabiéndolo adaptar a los más modernos procesos productivos y la última normativa europea. “En todos nuestros jamones encontrarás tradición e innovación, el respeto por la cultura gastronómica y por los tratamientos de curación más adecuados”, agregan.

Cómo son las instalaciones en la actualidad

Entre el páramo y la sierra del Teleno, en la comarca “Tierras de la Bañeza” al sur de la provincia de León, las condiciones climáticas son inmejorables para el secado natural. Pero en necesario combinarlas con modernas instalaciones y avanzada tecnología para conservar la distinción de del jamón serrano. Por ello:

  • Las instalaciones de Rodríguez están libres 100% de todo tipo de alérgenos y OGM.
  • En su extensión de más de 60 mil metros cuadrados, tienen matadero propio con más de 1 millón cerdos por año.
  • Dan empleo a más de 500 personas entre matadero, salas de despiece, almacenes frigoríficos, secadero, fábrica de embutidos, áreas de expediciones, salas de deshuese, moldeado y loncheado.
  • Cada una las secciones han sido diseñadas y tratadas tanto para abarcar la gran cantidad de producto requerido por los distribuidores, como para garantizar la seguridad y calidad exigida por los clientes.
  • Cuenta con una importante flota de camiones frigoríficos que les permite abastecer diariamente las necesidades del territorio nacional y europeo.
  • La planta está certificada según las normas de seguridad alimentaria de IFS (Estándares Internacionales de Alimentación) que permite a la compañía tener presencia en la mayoría de los países alrededor del mundo.

“En definitiva, nuestra empresa de embutidos españoles tiene las instalaciones idóneas para ser una de las distribuidoras más importantes en León”, concluyen sus responsables.

Certificaciones: Otra clave para asegurar la calidad

Sellos como Consorcio Serrano, Tierra de Sabor o Chorizo Español son parte de las muchas certificaciones con que cuentan sus productos y dan cuenta de los valores con los que procuran lanzarlos al consumidor.

Según indican, “la calidad y la seguridad de nuestros productos siempre ha sido muy importante para Rodríguez”. En sus procesos prestan especial atención a la salud animal, el respeto del medio ambiente, el control de procesos y trazabilidad desde el principio de la producción hasta la distribución de los productos que les asegura la más alta calidad.

El “Consorcio Serrano”, por ejemplo, es el sello de la calidad que certifica que el Jamón Serrano cumple con los altos estándares establecidos por el Consorcio del Jamón Serrano Español garantizando la autenticidad y su alta calidad.

Chorizo Español”, por su parte, identifica el chorizo de Rodríguez como típico producto español y le relaciona con su calidad y la autenticidad, al igual que “Chorizo de León”, lo une a la marca registrada que certifica la producción tradicional y su autenticidad, siguiendo las regulaciones establecidas por la entidad.

También cuenta con la Certificación “Ibéricos” para su Jamón de cebo Ibérico, Caña de lomo Ibérico y Paleta de cebo Ibérica. Esta Marca distingue productos cuyo origen proviene de cerdo calificado como de cebo Ibérico.

La Responsabilidad Social también genera valor

Una empresa que no esté conectada a su tierra y a su gente, no sobrevive más de 100 años. “En Rodríguez trabajamos para dar respuesta de manera responsable y sostenible a la creciente demanda de productos cárnicos, tratando de generar valor a través de la sostenibilidad para hoy y para el futuro”, explican.

En su régimen de trabajadores, apuestan por la estabilidad en la plantilla, que combina los mejores profesionales especializados a nivel nacional con un número elevado de trabajadores locales.

También están comprometidos con el deporte. A nivel semi profesional y desde julio de 2018 son el principal patrocinador del equipo referencia del deporte femenino en León, el equipo de balonmano CLEBA; y a nivel local, apoyan a los equipos de fútbol de la comarca.

En conclusión, la calidad y la responsabilidad social son las banderas de una compañía que ha sabido combinar sabiamente tradición e innovación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here