Sanidad ha renunciado a la imposición de las restricciones a la restauración

Se va a someter la restauración a lo que vayan a dictar las comunidades autónomas. Adiós a la decisión que ha sido tomada por el Ministerio de Sanidad del cierre del interior de los bares y los restaurantes y que sean establecidos los aforos que se determinen en tanto la región en la cual se halle esté en un nivel de alerta que es medio (entre otros indicadores, una incidencia que es superior a 50 casos por 100.000 habitantes) o alto (150 casos), como se tomó la decisión la semana que pasó y de esta manera ha salido publicado en el BOE el este pasado sábado, con la coletilla de que estás han sido medidas de un cumplimiento obligado. Va a ser decisión de cada auto­no­mía, que de igual forma va a imponer aforos y el horario de cierre.

No va a suceder de esta forma con los locales de ocio, que si van a poder abrir en tanto la zona en la cual estén ubicados se hallen en los niveles 1 y 2 y hasta las 2 de la madrugada, de forma ampliada a las 3. Pese a que Sanidad ha descartado que sean establecidos aforos. Nuevamente, esto ha quedado en manos de las comunidades.

Esa ha sido la nueva propuesta que el día de hoy va a estudiar el Consejo Interterritorial, el cual se ha visto obligado a que se revise lo que se aprobó en la semana que pasó, después de la decisión de la Audiencia Nacional de la suspensión de la aplicación de la orden en la Comunidad de Madrid, que ha sido la que ha interpuesto el recurso.

Un revés nuevo para el Ministerio de Sanidad, que se ha sumado a otros en solo unas semanas y que extendió la idea de descoordinación y caos. Después de largos meses liderando la gestión de la pandemia –no sin polémicas en muchas ocasiones por la oposición más política que sanitaria de algunas comunidades–, en las recientes semanas, el departamento que es dirigido por Carolina Darias, tomó decisiones que puso en cuestión la muy ansiada cogobernanza.

Si hace pocas semanas su liderazgo ha sido cuestionado debido a la decisión de administrar Pfizer a los profesionales esenciales que recibieron AstraZeneca en la primera dosis (la gran mayoría de estos, ha optado nuevamente por AstraZeneca por un “grave problema de comunicación”, tal como lo ha reconocido Sanidad), en este momento Darias, se vio obligada a darle marcha atrás a las restricciones que se han impuesto a la restauración después de la decisión de la Audiencia Nacional.

Hace solamente una semana, se ha aprobado el cierre del interior de los bares si la incidencia superaba los 150 casos

La realidad es que la decisión de que se inocule a estos 1,7 millones de ciudadanos con Pfizer y las restricciones para la restauración y el ocio nocturno se han adoptado en el Consejo Interterritorial de Salud, con una gran parte de los votos (de las comunidades socialistas), sin embargo muy lejos del consenso, de forma especial en las últimas. Seis autonomías no le han dado su apoyo. “Y el consenso es fundamental en salud pública porque todos deben ir a una”, ha explicado el profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, José Martínez Olmos.

En este momento, después de la decisión de la Audiencia Nacional, Sanidad se vio en la obligación de llevar otra propuesta al Consejo Interterritorial, que ha parecido que sí va a recibir el apoyo mayoritario, por  lo menos en lo que se va a referir a las medidas de la restauración, ya que va devolver las competencias a las comunidades.

Los expertos que se han consultado, tienen la creencia de que uno de los problemas que se tienen en la actualidad es que la comisión de Salud Pública y el Consejo Interterritorial se han “politizado”, dejando a un lado lo que las ponencias técnicas han propuesto. El Ministerio de Sanidad ha defendido que las decisiones se van a adoptar por consenso, que la cogobernanza funciona, sin embargo en varias comunidades han denunciado que se tiene más imposición que acuerdos. Y, en medio, Madrid, que en la gran mayoría de las reuniones mostro (pese a que vaya a ser en solitario) su desacuerdo por todo o prácticamente todo.

Y lo peor de todo ha sido que detrás de dichas polémicas, se tiene más ruido que vulneración de los derechos de las comunidades. No ha cesado la ministra Carolina Darias, de repetir la semana que pasó que las decisiones que se han adoptado en el reciente Consejo Interterritorial han sido de un obligatorio cumplimiento, ya que de esta forma se decidió, lo que ha sublevado a varias comunidades, entre las que se encuentran el País Vasco y las gobernadas por el PP, al estar considerando que invaden competencias.

Sin embargo, la realidad ha sido que a pesar de los “obligados cumplimientos”, la resolución de la Secretaría de Estado de Sanidad que ha dado conocimiento de los acuerdos del Consejo, que se público en el BOE el sábado día 5, ha incluido una cláusula indicando que “las medidas previstas para los niveles de alerta 1 a 4” van a poder ser adaptadas y se van a contextualizar a cada comunidad autónoma y cada territorio conforme a la evolución de la situación epidemiológica, han indicado Martínez Olmos y los epidemiólogos Alberto Infante y Daniel López-Acuña.

Las recientes decisiones de Darias estuvieron rodeadas de polémicas, azuzadas prácticamente siempre por Madrid

Esto ha llevado a los socialistas vascos, socios del PNV en el Gobierno del País Vasco, a que lo consideren como un reconocimiento de las competencias autonómicas en asuntos tales como la fijación de las condiciones de funcionamiento de la hostelería y la restauración. Sin embargo, Madrid ha decidido llevarlo a la Audiencia Nacional para que se haga patente la descoordinación del Ministerio.

Finalmente pase lo que pase en la reunión que se tenga el día de hoy, Sanidad ha tenido claramente que en esta oportunidad sí se tendrá un consenso amplio. Ya lo ha avanzado en este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, el cual tiene la creencia de que se tiene que evitar judicializar la pandemia. “Sería una pena que vaya a depender de las autoridades judiciales porque no hayamos encontrado alternativas suficientes”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here