Vox indica a Iglesias como el enemigo a vencer en las urnas: «Tenemos la oportunidad de expulsarle de la política»

Vox menciona al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, como el enemigo a derrotar el próximo 4 de mayo en las elecciones a la Comunidad de Madrid. «Tenemos la oportunidad de expulsarle de la política y que se vaya con el rabo entre las piernas», ha motivado Santiago Abascal a sus seguidores durante un mitin en el municipio de San Fernando de Henares.

Junto a la candidata de Vox el próximo 4M, Rocío Monasterio, Abascal ha focalizado la mayor parte de su intervención en arremeter al exvicepresidente del Gobierno, quien considera que será el presidente de la Comunidad de Madrid en caso de que haya una mayoría de izquierdas en las urnas, independientemente de que Unidas Podemos quedase por detrás del PSOE o Más Madrid.

Abascal ha recalcado en indicar a Iglesias como el «responsable de la violencia» en España pero ha avisado de que Vox no tiene «miedo ni vergüenza» de salir a la calle. «Hemos caminado dos kilómetros y solo hemos recibido palmadas en la espalda», ha celebrado, pese a que un sólido dispositivo policial practicado por toda la localidad ha impedido aproximarse al acto a varios grupos de vecinos que habían acudido a manifestar.

Conforme ha sostenido, la agresión a Vox busca el objetivo de que los ciudadanos no oigan su mensaje contra «los narcopisos, la ocupación de viviendas, la inmigración ilegal» o los «chiringuitos» políticos.

Igualmente ha tenido mensajes contra el estado de alarma «ilegal y perpetuo» que, conforme ha denunciado, no ha conseguido disminuir la cantidad de muertos como resultado de la pandemia y ha reclamado el fin de los confinamientos, cierres perimetrales o toques de queda que tratan a los ciudadanos «como niños».

«¿Miedo a llenar las plazas?»

Muchos imaginaban que iban a tener miedo a llenar las plazas o miedo a las piedras. Pero van a sacar de la política a quienes estimulan a esa violencia, ha coincidido Rocío Monasterio profundizando en las críticas a Iglesias y anunciando de que España terminara «como Cuba o Venezuela» si cae en manos «del totalitarismo y la dictadura».

Y se ha alzado como «la alternativa» tanto a la izquierda como a la «sumisión» de otros partidos que «no se arriesgan a hacer frente a esa izquierda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here