El coche más caro del mundo es el nuevo Rolls-Royce Boat Tail, que vale la friolera de 23 millones de euros

Se han fabricado tres unidades, todas ellas hechas a medida y con determinaciones únicas. Tres unidades para tres clientes (que no se conocen quienes son).

Se han fabricado tres unidades, todas ellas hechas a medida y con determinaciones únicas. Tres unidades para tres clientes (que no se conocen quienes son).

En este mundo hay cosas con las que el usuario medio puede solamente hacerse ilusiones. Podrían ser, por ejemplo, tener una isla privada, un yate de 500 millones como el de Jeff Bezos, un avión privado o, por qué no, un coche de 23 millones de dólares. Porque sí, esos vehículos de lujo extremo existen. ¿Y cuál es el más caro? El nuevo Rolls-Royce Boat Tail, un descapotable que cuesta nada más y nada menos que 23 millones de euros.

De este coche se han producido tres unidades, todas ellas hechas a medida y con determinaciones únicas. Tres unidades para tres clientes (que no se conocen quienes son) que serán las tres únicas personas que lograran jactarse de tener este vehículo, ya que la empresa ha garantizado que no se harán más. ¿Y qué tiene este coche para costar tanto? Pues vamos a verlo.

Qué tiene un vehículo de 23 millones de euros

Por un lado, el Rolls-Royce Boat Tail está centrado en el Phantom Drophead, que ya está descatalogado. Con él comparte su plataforma de aluminio y el motor, un 6.75 V12 de 563 CV. Como atracción, si hubieras adquirido uno de los últimos 50 Phantom Drophead antes de 2017 te habrías llevado igualmente un trocito de la fábrica de Goodwood.

El Rolls-Royce Boat Tail es un vehículo descapotable cuya trasera (de madera) aparenta la popa de un yate. La antedicha trasera se abre para dejar ver un sistema de almacenaje de champán, bebidas frías, copas, toallas, platos y hasta caviar. En los laterales tenemos dos mesas de cóctel y taburetes, porque en algún lugar habrá que sentarse a beberse el champán. Todo un lujo.

Tiene cuatro plazas, mide 5,8 metros, un proyecto atractivo pero a la vez suficientemente minimalista y materiales de lo más nobles: carrocería de aluminio hecha a mano, incrustaciones de acero inoxidable, cueros exclusivos y los pormenores pintados a mano. Igualmente incorpora unos relojes Bovet 1822 a juego, una pluma Montblanc y una sombrilla.

Como expresábamos anteriormente, hay tres coches y el primero es el que percibimos en las fotos que se añade en este artículo. Este vehículo tiene 1.813 piezas confeccionadas sola y exclusivamente para él. El precio, recordemos, es de 20 millones de libras, que son 23 millones de euros más o menos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here