Elon Musk ha explicado por qué el prototipo SN10 de la nave espacial Starship explotó después del aterrizaje

Desde el mes de diciembre del 2020, SpaceX, con la próxima fase del testeo para su Starship: nos ha estado mostrando las tres pruebas de vuelo suborbital a gran altitud, en cada una en las que  la compañía aprendió un poco más. Es el comienzo del camino de la humanidad hacia Marte.

Finamente, después des dos intentos que fueron frustrados de aterrizaje, el 3 de marzo pasado se pudo ver un prototipo de nave espacial Starship, posando con delicadeza y suavidad en el suelo, tal y como se había planeado previamente. Elon Musk, a través de su cuenta de Twitter, aplaudía “¡La nave espacial SN10 aterrizó en una sola pieza!”, quien es el CEO de SpaceX. No obstante, las celebraciones duraban poco y unos minutos más tarde el vehículo explotó, teniendo unión así a los anteriores, el SN8 y el SN9.

A pesar de todos los inconvenientes estos son parte de los resultados previstos, SpaceX va a tener que hacer una investigación de lo que sucedió para que sea prevenido para que vuelva a suceder. Por ahora dichas investigaciones aún son un tanto preliminares, pero tiene apariencia de que el problema estuvo en el motor, o así fue indicado por el propio Musk en Twitter.

En respuesta a un tuit que realizó otro usuario, el que se hizo alusión a los preparativos del siguiente prototipo de la Starship -el SN11- en la plataforma de lanzamiento, Musk ha dicho que “el motor SN10 tenía poco empuje debido (probablemente) a la ingestión parcial de helio del tanque de combustible de cabecera. El impacto a 10 metros por segundo destrozó las patas [de aterrizaje] y parte del fuselaje”.

Fue asegurado por el CEO de SpaceX, que para el SN11 se estaban realizando “múltiples correcciones”.

Poco tiempo más tarde otro usuario, comentaba -la conocida cuenta @NASASpaceflight- al respecto del tuit de Musk, y decía que era al respecto de un asunto que es “complicado”, porque conforme a su conocimiento “la presurización de helio se agregó al tanque de CH4 [combustible] de cabecera para mitigar lo que sucedió con el SN8”.

Musk ha respondido, teniendo coincidencia con lo que se apuntó en @NASASpaceflight: diciendo qué, “Si se hubiera utilizado la presurización autógena, lo más probable es que las burbujas de CH4 se hubieran convertido en líquido. Se usó helio en el cabezal para evitar el colapso del espacio vacío por salpicaduras, lo que ocurrió en un vuelo anterior”. Ha finalizado el empresario y asumía su error: “Mi culpa por aprobarlo. Sonaba bien en ese momento”.

Mostraban las imágenes de vídeo del lanzamiento del SN10 y el posterior aterrizaje en las instalaciones de prueba de SpaceX en Boca Chica, Texas, que está nave está acercada a un aterrizaje rápido previamente a que se asiente en un ángulo inclinado, de manera ligera en llamas. Prácticamente un minuto más tarde de que sea completado con éxito el vuelo de prueba, explotó en una enorme bola de fuego.

Tal como han indicado en decenas de oportunidades desde la compañía aeroespacial, el de dichos test es que no se haga perfecto, pero sí precisamente que se prueben todas las fases del vuelo y partes del vehículo. Tendremos que estar expectantes para el lanzamiento del SN11, que ya esta en la espera de su turno en la plataforma de Boca Chica, a pesar de que aún no existe una fecha que sea confirmada para la prueba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here