Este monitor de 25,3 pulgadas es único en el mundo: utiliza tinta electrónica

Mientras que la mayoría de fabricantes procuran ofrecer a sus clientes pantallas cada vez más brillantes, con más colores y mejor definición... Dasung elige por una vía diferente.

Mientras que la mayoría de fabricantes procuran ofrecer a sus clientes pantallas cada vez más brillantes, con más colores y mejor definición… Dasung elige por una vía diferente.

La empresa china ha exhibido un monitor de lo más peculiar: funciona con tinta electrónica. Esto significa un inmenso ahorro de energía, mejor legibilidad y menos fatiga. Pero, al mismo tiempo, notables límites.

Dasung es una empresa china que a lo largo de los últimos años ha elaborado diversas pantallas con las que disminuir la fatiga ocular. Lo más grande que tenían hasta este momento era una pantalla de 13,3, pero ahora aparentan haber doblado eso. El nuevo Dasung Paperlike 253 tiene un total de 25,3 pulgadas y es un monitor al uso… hasta que lo enciendes.

La alternativa al monitor LCD

El Paperlike 253 de Dasung es un monitor con una resolución de 3200 x 1800 píxeles y una apariencia de 16:9 tradicional. También,  facilita acoplar la frecuencia de actualización. Eso sí, no va a estar ni de lejos a la altura del refresco de las pantallas LCD, pues es algo inmóvil de la tinta electrónica.

La pantalla igualmente limita por ejemplo en otras funciones como el uso de noche. Y es que el monitor no cuenta con retroiluminación, por lo que se tendrá que emplear sólo de día o con una luz externa proyectando sobre el monitor. El productor señala igualmente que se puede seleccionar entre tres modos de uso: texto, gráficos y vídeos. En cada uno de estos modos el monitor se optimiza (por ejemplo con más o menos frecuencia de refresco) para conceder la mejor visualización factible.

En un vídeo de exhibición de la empresa conseguimos ver cómo cuenta con una tasa de refresco particularmente alta para ser una pantalla de tinta electrónica. La compañía señala que han logrado esto gracias a un motor interno llamado Turbo que fortalece el refresco de la tinta electrónica.

¿La otra gran limitación? Es un monitor en escala de grises, no es factible plasmar colores. Si bien ya tenemos tecnología de tinta electrónica a color, aún no está lo suficientemente avanzado como para incorporarlo en pantallas tan grandes o con semejante tasa de refresco.

De momento el monitor está siendo patrocinado mediante Indiegogo para colocarlo a la venta de manera internacional. La empresa ha sobrepasado con creces su finalidad de financiación y consideran mandar las primeras unidades en agosto de este año. Eso sí, con un precio de 2.000 dólares por encima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here