Google suspendió negocios con Huawei y podrían peligrar las actualizaciones de Android

Al conocerse el anuncio, se insinuó que los teléfonos móviles de la compañía asiática no tendrian, de esta manera, acceso a las apps ni actualizaciones de Android y Google. Sin embargo, Huawei en un intento de tranquilizar a sus clientes, ha prometido que seguirá ofreciendo actualizaciones de seguridad y servicios postventa.

Después de conocerse que Google dejará de vender componentes y software a la empresa china, desde la compañía aseguraron este lunes que realizó «contribuciones sustanciales» al desarrollo del sistema operativo Android y que ofrecerá actualizaciones de seguridad y servicios posventa a todos sus equipos.

«Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android. Como uno de sus socios clave globales, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria», indicó la empresa china en un comunicado.

La compañía afirmó que continuará proveyendo esas actualizaciones y servicios posventa a todos sus equipos, tanto «a los que ya se han vendido como a los que están aún en almacenamiento» y añadió que seguirá construyendo un «ecosistema de software seguro y sostenible» para todos sus usuarios en todo el mundo.

En tanto, en China, el gobierno declaró su apoyo a las compañías del país y su poder  para «defender sus derechos legítimos». en respuesta a la decisión estadounidense de limitar el aprovisionamiento de las empresas chinas y la viabilidad de Huawei.

No obstante, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China Lu Kang en rueda de prensa, declaró que el país está aún revisando la decisión de Google de dejar de vender componentes y software a Huawei. «China apoya a las empresas chinas para que tomen medidas legales y defiendan sus legítimos derechos», aseveró

Alphabet, la empresa paraguas de Google, ha decidido cortar sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino tras la emergencia nacional declarada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Igualmente, los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, han informado a sus empleados que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.

Por su parte, Google China aseguró hoy que la compañía está ahora «cumpliendo la norma» y «revisando sus implicaciones». Aunque señaló que los usuarios actuales de teléfonos inteligentes de Huawei podrán actualizar sus aplicaciones, así como los servicios de Google Play.

La duda es qué pasará en el momento en que Google lance una nueva versión de su sistema Android, puesto que Huawei en principio no podrá ofrecer la actualización en sus teléfonos.

El origen de la ruptura de Google con Huawei

Este domingo se conoció que el gigante tecnológico norteamericano suspendió los negocios con Huawei que requieran la transferencia de productos de hardware y software. Aunque, no aplicará la restricción para los productos o software cubiertos por licencias de código abierto.

El gobierno norteamericano incluyó el jueves de forma oficial a Huawei en una lista negra comercial, estableciendo de inmediato restricciones que complicarán mucho que el gigante tecnológico pueda hacer negocios con compañías estadounidenses.

Trump prohibió, de esa manera, que empresas estadounidenses usen equipos de telecomunicaciones de compañías extranjeras vistas como riesgosas para la seguridad nacional, una medida que parece apuntar a China en plena tensión comercial con Pekín.

El presidente de EEUU declaró una «emergencia nacional» para emitir el decreto, que aplica en particular a Huawei.

La Casa Blanca dijo que tomaba la decisión para proteger al país «de los adversarios extranjeros que están creando y explotando cada vez más las vulnerabilidades de la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en Estados Unidos».

El decreto presidencial asegura responder a «actos maliciosos favorecidos por internet, incluido el espionaje económico e industrial en detrimento de Estados Unidos y su población».

Ante la posibilidad de que Trump emitiera un decreto así, las autoridades chinas ya habían denunciado un abuso de poder de parte de Washington con el fin de eliminar a las empresas chinas del libre juego de la competencia.

Los alcances de las restricciones

Aunque aún no se conoce el verdadero alcance de esta medida y Huawei ha transmitido mensajes para tranquilizar a sus usuarios; al momento de conocerse el anuncio de Google se aseguró que la compañía asiática perdería acceso inmediato a las actualizaciones del sistema operativo Android y la próxima versión de sus móviles al exterior de China tampoco contará con aplicaciones y servicios populares como Google Play Store y Gmail.

No obstante, los detalles de los servicios específicos seguían siendo discutidos a nivel interno en Google, propiedad de Alphabet Inc. Entretanto, según un portavoz de la firma china, los abogados de Huawei están evaluando también el impacto de las acciones del Departamento de Comercio. Y el Departamento de Comercio, en tanto, no se refirió al asunto.

La empresa asiática aún tendrá acceso a la versión de Android disponible a través de licencias de código abierto, disponibles para cualquiera que quiera usarlas.

Sin embargo, Google dejará de prestar colaboración y respaldo técnico a Huawei para sus servicios y los de Android.

El gobierno norteamericano incluyó el jueves de forma oficial a Huawei en una lista negra comercial, estableciendo de inmediato restricciones que complicarán mucho que el gigante tecnológico pueda hacer negocios con compañías estadounidenses.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here