Oppo presenta la primera cámara frontal debajo de la pantalla

Oppo, una compañía que ha hecho su parte de la experimentación anti-bisel con muescas de pantalla y cámaras autofotos pop-up, es la primera en demostrar al público una cámara debajo de la pantalla en el MWC de Shanghai esta semana, después de una burla a principios de mes . Junto con la muestra, Oppo ha revelado más información sobre cómo funciona realmente la tecnología.

Los últimos dos años de diseño de teléfonos inteligentes han estado dominados por el debate sobre la mejor manera de aumentar la relación pantalla-cuerpo, y dónde colocar los componentes críticos en los dispositivos que están dominados por sus pantallas. El santo grial es, por supuesto, la capacidad de integrarlos directamente en la pantalla, como ya hemos visto con sensores de huellas dactilares, y las siguientes son las cámaras autofotos.

Cómo integrar los dispositivos en una relación más profunda con el cuerpo humanos ha sido la apuesta de los recientes teléfonos móviles. La máxima representación de esto, hasta ahora, son los sensores de las huellas dactilares y ahora las tecnológicas van por las cámaras frontales.

El mayor ejemplo de innovación en ese campo lo ha dado la compañía india OPPO, mostrando el prototipo de su nuevo smartphone cuya cámara frontal estará oculta debajo de la propia pantalla del móvil.

Oppo dice que la pantalla utiliza un material transparente personalizado que funciona con una estructura de píxeles rediseñada para que la luz pueda llegar a la cámara. Se dice que el sensor en sí es más grande que otras cámaras autofotos, con una lente de mayor apertura en la parte delantera. Otro punto importante de este teléfono es que el área de la pantalla reservada para la cámara seguirá respondiendo al control táctil y aunque Oppo declaró que la calidad de la pantalla no se verá comprometida, algunos sitios especializados que ya probaron su funcionamiento mencionan que ésta es visible en algunos momentos.

Oppo reconoce que colocar una pantalla frente a una cámara reducirá de forma inherente la calidad de la imagen fotográfica, con importantes problemas como la bruma, el deslumbramiento y el color que deben superarse. La compañía dice que ha desarrollado algoritmos que están sintonizados con el hardware para abordar estos problemas, y afirma que la calidad está «a la par de los dispositivos convencionales”.

La compañía a menudo muestra la tecnología principal en las ferias comerciales en forma de prototipo antes de enviarla a un producto comercial. Con este prototipo, la compañía asiática busca hacer realidad que los teléfonos inteligentes no tengan ningún tipo de borde en las pantallas

Antes de Oppo, los esfuerzos por tener teléfonos inteligentes totalmente pantallas en el frente no se había logrado, ya que debía dejarse un espacio para la cámara frontal, llamado notch. Uno de los primeros en popularizar esta forma de hacer los teléfonos fue el iPhone X.

Hasta el momento, el nuevo teléfono con cámara escondida de Oppo no tiene una fecha de lanzamiento establecida. La única información que ha mencionado la compañía es que saldría «en un futuro próximo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here