Qué hacer en caso de ser víctima de un delito informático

delito informático

Hay momentos en la vida en los que nos vemos en situaciones un tanto delicadas en las que no sabemos como actuar. A día de hoy los delitos informáticos están a la orden del día y sufrir uno de ellos es algo verdaderamente incómodo y que no sabemos como se ataja este tipo de problemas tan difíciles.

Para estos casos lo mejor es contratar los servicios de un perito informático ya que son expertos en delitos informáticos.

El peritaje informático se ha conformado como una disciplina que va a la alza. Esto es dado al alto porcentaje del uso de la informática a día de hoy. Aunque la sociedad no lo entienda como sistema informáticos el uso de smartphone y estar conectados las 24 horas del día a la tecnología hace que los delincuentes también se escondan detrás de la tecnología para atacar a las personas y hacer de las suyas.

El perito informático es una parte esencial de la justicia. Se trata de un un auxiliar que la justicia tiene y que está obligado a decir siempre la verdad ante la justicia. Un perito informático realizará un estudio forense sobre algún problema informático con objetivo de emitir un dictamen profesional sobre las cuestiones planteadas por el cliente si se da el caso de que el perito informático sea contratado por el propio cliente o dictaminado por el juez del caso del delito informático.

Un perito informático está capacitado para intervenir en casos del tipo civil, penal, laboral, mercantil, fiscal, familiar, etc.

La contratación de un experto informático es fundamental si estás aportando pruebas informáticas que quieres utilizar como prueba válida en un proceso judicial (chats de WhatsApp, capturas de pantalla de Facebook o Twitter, SMS, correo electrónico, etc.). Como perito informático, aportará un informe pericial informático que podrá ser utilizado como prueba en juicio, siempre respetando la cadena de custodia de la prueba digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí