Un influencer de las redes sociales es imputado de estafar a sus seguidores por $2.5 millones en Bitcoin

Un influencer de las redes sociales, específicamente de Instagram famoso por sus "regalos en efectivo", es acusado de presuntamente de  estafar a sus seguidores por $2.5 millones en Bitcoin.

Un influencer de Instagram ha sido imputado de fraude electrónico, luego de que presuntamente estafara a sus seguidores por $2.5 millones en Bitcoin. El Departamento de Justicia imputa a Jay Mazini, influencer de las redes sociales, que se  vanagloria de una fortuna neta de $33 millones de dólares y es muy famoso por sus «regalos en efectivo», de llevar a la practica un guion de fraude electrónico en el que engañó a varios de sus 1 millón de seguidores para que le mandaran Bitcoin a cambio de ofrecimientos abombados en efectivo, que no paga cabalmente.

El Departamento de Justicia comunico los cargos el 24 de marzo, después de una denuncia realizada en el Tribunal Federal de Brooklyn el día anterior. La averiguación del FBI sobre la presunta estafa continua en trámites, y el subdirector a cargo del FBI, William F. Sweeney, expreso que el  influencer Igbara en las redes sociales obraba de telón de fondo para captar a las víctimas y venderles sus Bitcoin a precios encantadores, pero inflados. No obstante, una ojeadas entre bastidores manifiesta que el asunto no es siempre lo que aparentan. No había nada humanitario en la compraventa de Bitcoin que Igbara hacía con sus víctimas.

Sweeney agrego, que una veloz investigación en las Interwebs hoy evidenciara una figura absolutamente diferente de este presunto  estafador multimillonario.

Conforme a  los escritos del DoJ, el influencer prometía pagarles a sus seguidores entre un 3.5% y un 5%  sobre del valor de mercado de Bitcoin, aduciendo que los exchanges criptomonedas conservadores habían reducido la cuantía de Bitcoin que lograría comprar.

La presunta estafa electrónica se ejecutó entre enero y finales de febrero, y los seguidores del influencer que engaño eran de Twitter e Instagram. A lo largo de ese tiempo, el precio de Bitcoin se incrementó de unos $29,000 a más de $49,000. Conforme a la denuncia, cuando el 14 de febrero Bitcoin se encontraba  estimado en unos $47,000, el imputado prometió comprarlo a $52,500.

Se invoca que luego de que Mazini  una vez que recibía los  Bitcoin de sus seguidores, remite los recibos de pago falsificados para evidenciar los precios acordados, en los que no enviaba la cifra total o jamás mandaba el dinero.

Conforme a  la denuncia realizada el 23 de marzo, Mazini comercio con uno de sus fans la compra de 50 BTC por $2.56 millones, y el vendedor manda la suma concertada de BTC para recibir solo $500,000 a cambio.

El influencer Mazini en este momento está privado de libertad por cargos estatales en Nueva Jersey y se confrontara a los tribunales de Nueva York en una fecha que aún no la han fijado. Si es hallado culpable, se enfrenta a una pena de hasta 20 años de prisión.

En la  comunicación del Departamento de Justicia, el funcionario especial del IRS-CI, Jonathan D. Larsen, les previno a los seguidores de los personajes influyentes en las redes sociales que tuvieran «cuidado» de no caer en los fraudes de las criptomonedas, indicando que el imputado presuntamente se valió de  su fama en línea para estafar a aquellos que pretendían intercambiar Bitcoin por dinero en efectivo por sobre del valor de mercado. Esté constantemente en defensa y no caiga en estos fraudes de criptomonedas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here