Una serpiente robótica que se desenvuelve en sitios complicados

Un robot con forma de serpiente que trepa superficies verticales e inspecciona las centrales nucleares

Un robot con forma de serpiente que trepa superficies verticales e inspecciona las centrales nucleares.

Si bien los drones son dispositivos aptos para inspeccionar grandes espacios abiertos, las cosas varían cuando hablamos de espacios cerrados, confinados o de difícil entrada, como tuberías o zanjas. Para ello, Duke Energy ha desplegado Linear Motorized Observer, apodado L-Mo, un robot con forma de serpiente que trepa superficies verticales magnéticas y se está empleando para inspeccionar centrales nucleares.

Dicho robot se ha empleado últimamente para realizar una inspección a una tubería de drenaje. Cuenta con cámaras y sistemas de retransmisión en vivo, lo que concede a los empleados de la central nuclear vigilar las factibles averías o deficiencias, así como conocer la posición exacta de la misma gracias a un odómetro.

Se desenvuelve en sitios complicados

Conforme explican desde el Nuclear Información Center, L-Mo es capaz de introducirse en espacios pequeños, zanjas, tuberías, escalar vigas o algún otro tipo de superficie de acero e inspeccionar áreas de difícil entrada. La parte inferior es magnética, por lo que L-Mo puede conectar a una pared y escalarla sin mayor problema. Igualmente aparenta ser resistente al agua.

El robot transporta diversos sensores, cámaras y cargas útiles para brindar a los trabajadores de las centrales nucleares información visual en tiempo real. Por medio de la interfaz de control, similar al mando de un dron, el usuario logra controlar el robot y percibir en directo lo que el robot está viendo, algo que permite efectuar inspecciones sin poner en peligro la seguridad o integridad del operario.

Conforme expone Kevin Martin, Supervisor de Mantenimiento de la Estación Nuclear McGuire, «el uso de L-Mo es una forma más segura y eficiente de realizar inspecciones en muchos casos diferentes en nuestras estaciones nucleares». Jim Louy, jefe del equipo de L-Mo, garantiza estar «deseando que sea algo natural sacar L-Mo de la estantería para utilizarlo», en otras palabras, que ante una factible avería en un sitio de difícil entrada, sea normal sacar al robot y echar un vistazo.

Duke Energy opera 11 unidades nucleares distribuidas entre Carolina del Norte y Carolina del Sur. En totalidad, estas instalaciones generan unos 10.700 megavatios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here