El confinamiento provoca serias adicciones entre los ciudadanos

El confinamiento debido a la pandemia de la COVID-19 que ha sufrido la población española está pasando serias facturas que, sin duda alguna, va a dejar una seria muchos problemas sociales.

covid19

Efectivamente, hay varias situaciones que preocupan a los expertos. En primer lugar, está la huella del trauma de personas que no han podido estar rodeados por los suyos en momentos muy delicados, como es el de debatirse entre la vida y la muerte. En este sentido, muchas personas no han podido acompañar tampoco a los suyos, ni en el momento de la muerte, ni tampoco en la despedida final de un funeral.

Traumas graves y complicados

El mundo de la psicología ya trabaja en este sentido, así como en el de los numerosos casos de adicciones que han podido provocar estas situaciones, u otras, como las dificultades o incertidumbres económicas de muchísimas personas. El presente y el futuro se han complicado para un gran número de ciudadanos (¡y de qué manera!), y ello ha provocado que sintieran la necesidad de evadirse de alguna manera.

Otro problema que ha podido generar situaciones traumáticas ha sido el de la soledad obligada por el Real Decreto que dictaba la situación de alarma de todo el país. A lo largo de casi dos meses, muchas personas no han salido a la calle más que para lo imprescindible y, en determinados grupos familiares, algunas de estas personas no lo han hecho en absoluto.

 

Se incrementan las adicciones

A lo largo de todo este tiempo, está demostrado el incremento que ha habido en la compra de bebidas alcohólicas. Si bien es cierto que el cierre de negocios como los bares ha impedido el consumo de alcohol en estos locales, los expertos señalan que es más que posible que este consumo se haya realizado en los hogares durante el confinamiento, pero también que es muy probable que este consumo haya sido muy superior al habitual, sobretodo en personas que han tenido un alto nivel de angustia y ansiedad por la situación.

Incluso circuló un bulo en épocas de confinamiento que decía que beber alcohol podía proteger contra el coronavirus y la Organización Mundial de la Salud tuvo que salir al paso de este rumor con un comunicado que desmentía esta información. Por otro lado, los expertos señalan que muchas personas con drogodependencias, ante la dificultad de la situación para conseguir su droga, han utilizado el alcohol como sustituto de esa droga. 

Por último, hay que señalar también el incremento demostrado en la compra de fármacos para la ansiedad o la depresión, lo cual indica también que mucha gente ha tirado de estas sustancias para hacer más llevadera su angustia vital, pero también ello puede haber provocado una situación de dependencia.

 

Terapias complicadas

Otra situación delicada en relación a las adicciones ha sido también el problema habido con muchos centros de terapia, que han suspendido sus actividades y ello ha provocado que muchas terapias individuales y de grupo también han sido suspendidas o canceladas, con el consiguiente problema de desprotección para personas que estaban en tratamiento para sus adicciones.

Así, numerosos psicólogos indican que se ha producido un repunte en las recaídas, sobre todo con pacientes que estaban en la primera fase de sus terapias (entre el primer y el sexto mes) o en los dos primeros años, en donde las recaídas también son habituales en situaciones no tan extremas como la vivida y que se sigue viviendo en muchos casos, debido al lento desconfinamiento de la población en diferentes fases.

 

Las soluciones, en marcha

Ante todo esto, todos los expertos concluyen en que la mejor manera de tratar y erradicar todos estos problemas de adicción causado o agravados por el confinamiento no es otra que acudir a manos expertas que puedan ayudar a estos pacientes. Y es importante contactar con centros de total confianza, que tengan experiencia y solvencia en la resolución de este tipo de problemas.

Cúvel Adicciones es un centro de desintoxicación en Málaga que ya está operativo y en marcha para ayudar a todas las personas de su zona que han caído o recaído en diferentes adicciones durante esta dura temporada. El centro aplica una metodología basada en el Modelo Minnesota, en donde las terapias de grupo y familiares son imprescindibles para llegar a una total recuperación.

Es cierto que el primer paso está en manos de la persona que sufre de estas adicciones, pero, ello es lo mejor: el reconocimiento del problema por parte de la persona afectada es imprescindible para caminar hacia una total recuperación.

Desde hace unos días, los diferentes centros de esta organización en toda la provincia de Málaga ya están en disposición de poder atender a todas estas personas que han caído en adicciones por la incertidumbre, los problemas económicos, la soledad o porque han recaído debido al confinamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here