“hackers” chinos podrían haber robado datos de la vacuna del Covid-19, afirma EE.UU.

hackers

Hackers Chinos robaron información de la vacuna contra el covid-19. John Demers, quien es el responsable de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia de los EE.UU. se encargó de acusar este martes a dos hackers chinos de robar. Por ser los responsables del robo de información que almacenan las compañías privadas del mundo. Compañías que están dedicadas a la investigación de vacunas, tratamientos y test que sirvan para combatir la pandemia de Covid-19.

La acusación formal se presentó a través de un escrito elaborado por el Departamento de Justicia. Y los dos ciudadanos chinos acusados, fueron asistidos por un miembro del Ministerio de Seguridad Estatal de China. Además de una agencia de espionaje dedicada a la contrainteligencia, a la inteligencia en otros países y la seguridad política dentro del territorio chino.

John Demers, quien es el responsable de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. Indico en rueda de prensa que los EE.UU. acusa a los hackers chinos de robar datos de la vacuna del Covid-19. Hay varias compañías afectadas, incluyendo una española.

Acciones en beneficio del Gobierno de China

hackers

Según se ha comprobado, los hackers actuaron en beneficio propio y en beneficio del Gobierno de China. Además de que fueron los encargados de llevar a cabo una campaña de robo de información que está valorada en cientos de millones de dólares. Es una campaña que ha afectado durante una década y que incluye compañías tanto en los EE.UU., en Alemania, Australia, Bélgica, Corea del Sur, Holanda Japón, Lituania, Reino Unido, Suecia, y España.

Hasta ahora, el escrito no incluye los nombres de las compañías que han sido afectadas. Pero si indican que han sido atacadas una contratista militar en España. también una empresa de inteligencia artificial de Reino Unido y una compañía de energía solar de Australia. Incluso afirman que ambos hackers, fueron capaces de atacar bases de datos gubernamentales, bases de datos de religiosos, de disidentes en China y Hong Kong y de organizaciones de derechos humanos.

Datos entregados al Gobierno de China

En la gran mayoría de los casos, los hackers se encargaron de entregar al Gobierno de china: nombres, cuentas de correo electrónico y contraseñas de todas las personas afectadas con el ataque.

Lo único que se sabe de estos dos hombres es que se trata de: Li Xiaoyu, de 34 años, y Dong Jiazhi, de 33 años. Pero no se sabe dónde se encuentran ubicados, es decir, que su paradero es desconocido. Aunque las autoridades de los EE.UU. dicen que están seguros de que ambos individuos se encuentran refugiados en China.

Una vez logren ser capturados se van a enfrentar a once cargos dentro de los que se encuentran: el robar datos de las redes de empresas de biotecnología y otros sectores que son conocidas por trabajar en vacunas, tratamientos y tecnología de test para el Covid-19.  Además, John Demers aseguro que: “China tiene ahora un sitio, junto a Rusia, Irán o Corea del Norte. en el vergonzoso club de los países quedan refugio a criminales cibernéticos a cambio de que esos criminales estén “de guardia” para trabajar para el beneficio de su Gobierno”. “En este caso, estos hackers alimentan el hambre insaciable del Partido Comunista chino. por la propiedad intelectual conseguida con el esfuerzo de compañías estadounidenses. y otras que no son chinas, incluidas las que investigan el Covid-19”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here