La primera vacuna rusa contra el coronavirus

coronavirus

Podría estar lista la primera vacuna rusa para atacar el coronavirus. Las cobayas humanas son militares rusos de ambos sexos quienes participaron de forma voluntaria en las pruebas.  Tras todos los estudios y pruebas realizadas, la Universidad Séchenovski de Moscú decidió anunciar el día de ayer. que la experimentación clínica de la primera vacuna rusa contra el coronavirus ha finalizado y lo mejor de todo es que ha sido todo un éxito.

También se informó que el primer grupo de voluntarios será dado de alta este próximo miércoles. Mientras que el segundo permanecerá hasta el día 20 de julio. Estas declaraciones fueron dadas por la agencia RIA-Nóvosti Vadim Tarásov. Y por el director del Instituto de Medicina Traslacional y Biotecnología de la Universidad Séchenovski. En todos estos voluntarios, el fármaco demostró tener la capacidad para crear inmunidad. Sin generar ningún tipo de efecto secundario, que puedan ser peligrosos para la salud. Si todo sigue saliendo bien, la próxima fase será empezar su producción a gran escala.

Ha finalizado la fase experimental clínica de la que sería la primera vacuna rusa contra el coronavirus.

Una vacuna segura

coronavirus

El principal objetivo del laboratorio, era lograr probar que la vacuna es totalmente segura para todas las personas. Y con los experimentos se logró comprobar esto, pues ya anteriormente se probó que en los animales. es capaz de provocar la aparición de anticuerpos contra el coronavirus. Y ya la Universidad Séchenovski logro completar con éxito las pruebas en voluntarios. Logrando con esto tener en sus manos la primera vacuna del mundo contra el coronavirus.

El medicamento que contiene esta vacuna es un medicamento que fue desarrollado. por el Centro de Investigación Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaléi de Moscú. en colaboración con el Ministerio de Defensa. Los investigadores y el ministro de defensa de este país informaron que todos los voluntarios estuvieron aislados durante un largo período de tiempo.

También comentaron que el confinamiento al que fueron sometidos los voluntarios. “afectó su estado psicológico”. Esto quiere decir, que durante el estudio se presentaron varios conflictos, aumentó el estrés emocional. Por lo que hubo que recurrir a psicólogos para reducir la tensión surgida. Pero ya hemos llegado al fin de toda esta experiencia y todos los voluntarios podrán regresar a su vida normal. Pero tendrán que mantenerse bajo vigilancia médica y sometiéndose a varios exámenes médicos para ver cómo se comporta su sistema inmunológico.

Como se realizó el experimento

Alexánder Lukáshev, quien es el director del Instituto de Parasitología Médica y Enfermedades Tropicales y de Transmisión Vectorial de la Universidad Séchenovski. Afirmo que su principal objetivo era comprobar la efectividad de las dosis de la vacuna. Por eso, los voluntarios fueron divididos en dos grupos: el primero recibió una dosis de la vacuna, el segundo dos dosis.

Los resultados fueron: que durante los primeros días de vacunación se puedo observar un leve aumento en la temperatura corporal. De resto no se presentó ninguna otra reacción negativa y hasta los momentos todos se sienten bien. el director del Centro Gamaléi, Alexánder Guíntsburg, también aseguró que existe una alta probabilidad de que todos los pacientes tratados. con la vacuna desarrollen inmunidad contra el coronavirus por dos años o más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here