Li-Meng Yan, la viróloga que huyó de China para poder hablar acerca del coronavirus

Wuhan

Para poder hablar acerca del coronavirus, Li-Meng Yan tuvo que huir a los Estados Unidos debido a las amenazas que recibía. Ya que si hablaba en su país podían matarla o hacerla desaparecer. Li-Meng Yan es una reconocida viróloga de Hong Kong que desde el 28 de abril decidió huir de su país, para llegar a los Estados Unidos y poder contar todo lo que sabe.

Li-Meng salio sola de su país, ya que su esposo no la quiso seguir. Pero a pesar de ello esta no dejo a un lado su decisión de huir, pues tenía que contar todo lo que sabía acerca del coronavirus. Entre esto que las autoridades chinas conocían los riesgos que entrañaba el patógeno. Mucho antes de que estallara la pandemia en diciembre. Además, indica que ella se encargó de realizar una investigación al comienzo de la pandemia. y que de haber sido escuchada por sus superiores y por el Gobierno chino, se hubiesen salvado muchas vidas.

“Ocultaron el coronavirus desde antes de diciembre”. Esto fue lo que afirmo Li-Meng Yan la reconocida viróloga que escapó a EE.UU.

No la escucharon

coronavirus

A pesar de todo lo que la viróloga tenia para aportar, para prevenir el avance del coronavirus. Esta no fue escuchada, y aun no entendemos el ¿Por qué? “Ya sé lo que hacen en mi país y cómo tratan a los denunciantes. Si hablaba estando allá podían encarcelarme, matarme o incluso, hacerme «desaparecer»”. Por lo que no tuvo más remedio que dejar toda la su vida atrás, su familia y su trabajo.

La única forma de poder contar mi historia, era poniendo tierra de por medio. La viróloga se encuentra en una ciudad de los Estados Unidos de forma anónima. Y aunque está lejos de su país sigue temiendo por su vida.

Yan dice en la entrevista que se le realizo que a través de su investigación. Pudo alertar a sus superiores de la letalidad y peligrosidad del virus, antes de que este se expandiera a nivel mundial. Pero no la escucharon, y decidieron ocultar el virus. Incluso afirma que  para el 31 de diciembre uno de sus compañeros, advirtió que el virus se trasmitía de persona a persona.

Pero tanto el gigante asiático, como la propia OMS lo admitieron mucho tiempo después. Incluso la viróloga afirma que la OMS también conocía la peligrosidad del virus.

Cuándo trate de alertar, me dijeron que no traspasara la línea roja

Yan cuenta que cuando decidió notificarles a sus jefes su descubrimiento en cuanto a la capacidad de propagación del virus. Recibió como respuesta que no traspasara la línea roja y que siguiera trabajando. Además, afirma que los expertos virólogos que se ocupaban del asunto fueron guardando silencio uno tras otro. Y mientras ellos guardaban silencio, más personas se enfermaban y perdían la vida.

Tras la actuación de Yan, las autoridades chinas han interrogado a sus padres. Y en la universidad de Hong Kong que era donde trabajaba han borrado su página y su cuenta de correo. Claramente están tratando de desprestigiarme, afirma Yan.

Por otro lado, la Embajada China en Washington niega saber quién es Yan. Dejando una vez mas muy claro que el presidente Xi Jinping y su Partido Comunista. tienen una profunda obsesión por controlar todo lo que tiene que ver con el origen del coronavirus. lo que China sabía, y sobre todo desde cuándo lo sabía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here