Los Sanitarios españoles que se encuentran en el exilio hablan

coronavirus

Durante los años que van del 2012 al 2015, en España se vivió un éxodo masivo de sanitarios.  Estos fueron años negros ya que se vivió el exilio de miles de facultativos y enfermeros. Incluso según los datos que lleva la Organización Médico Colegial (OMC), entre los años 2011 y 2016. Abandonaron el país más de 15.000 profesionales de la medicina.

Y aunque después del año 2016, la cifra disminuyo, se tiene un registro que indica. Que cerca de 2.200 médicos abandona el país cada año. Y en los profesionales de la enfermería, se estima que salen del país unos 1.000 profesionales por año.

Los sanitarios han afirmado que: “Nos habría gustado ayudar en la emergencia”. Recordemos que estos profesionales salieron del país en búsqueda de un mejor sueldo en países como el Reino Unido y Alemania.

Un estado comunitario

sanitarios

Las estadísticas indican, además, que la gran mayoría de los profesionales de la salud. Al salir del país escogen un Estado comunitario en el que puedan desarrollar su carrera. Y son el Reino Unido y Alemania los destinos preferidos por estos profesionales. Además, las estadísticas también indican que España es el sexto país en el continente europeo del que emigran más sanitarios.

Y las razones por lo que lo hacen, están relacionadas con: los recortes de medios en el sistema sanitario. El poco reconocimiento que reciben como profesionales. Y la poca retribución salarial, así que cuando estos jóvenes evalúan sus oportunidades laborales, la mejor opción es salir del país.

Sin embargo, los efectos del coronavirus en España han tocado las fibras del corazón de estos sanitarios. Por lo que han manifestado su deseo de volver al país. Ya que sienten impotencia al no poder ayudar a su tierra de origen. Sobre todo, cuando ha sido uno de los países más afectados por la pandemia.

El testimonio de algunos de estos profesionales en el exilio

Ana Crespo, quien es una enfermera de 29 años de edad, originaria del pueblo de Villatorres, en Jaén. Nos india que ella llegó a Reino Unido en enero del año 2015. Ella indica que: “Vine a Inglaterra por motivos de trabajo ya que en España no había ningún puesto disponible. Esperé cinco meses desde que me gradué, pero no quise esperar más, puesto que Inglaterra estaba ofreciendo empleo y yo tenía muchísimas ganas de trabajar y llevar a la práctica lo que había estudiado durante cuatro años”.

Gemma Vilà-Nadal, una alergóloga de 32 años de edad, que también se encuentra en Reino Unido. India que en su caso ella viajo no por trabajo, sino por amor. Ya que su pareja vivía en este país. Y aunque está muy bien, anhela volver a su país. Y así como estas opiniones, existen miles más de todos esos profesionales que desean volver a su tierra de origen. Esperemos que el gobierno asuma su responsabilidad con los sanitarios y les brinde mejores beneficios. Pues ha quedado más que demostrado la importancia de su trabajo. Y el poco reconocimiento que se les da a nivel mundial a estos héroes de la salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here