Por negociar a escondidas el fichaje de Griezmann, el Barcelona fue multado por 300 euros

multa

El Barcelona, fue multado por 300 euros, después de que se descubrieran que negociaron el fichaje de Griezmann a escondidas. Por ello, la juez única de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF). La señora Carmen Pérez, impuso una multa de 300 euros al Barcelona. Por haber cometido “una infracción leve” del Código Disciplinario en el fichaje del delantero francés Antoine Griezmann. Quien además quedo  eximió de responsabilidad disciplinaria en el caso.

Ya que la juez, afirma que no ha quedado demostrado que el jugador firmara su contrato con el Barcelona durante el periodo prohibido por el Reglamento General de la RFEF. Esto está establecido en el artículo 143 de dicho reglamento. Y los contactos entre el Barça, reconocidos por el propio club desde mayo de 2019. Y el delantero se produjo una vez que éste había manifestado su intención de dejar el Atlético.

Tras la multa, el Comité de Competición desestima la petición del juez instructor. Que implica cerrar el Camp Nou.

¿Que se pretendía?

multa

Según se ha informado, “Parecería que la finalidad perseguida con la obligación de comunicar por escrito. Y con anticipación la existencia de conversaciones con un jugador de equipo rival. Sería la de otorgar al club con contrato en vigor la posibilidad de reaccionar ante dicha situación. O, al menos, conocerla a los efectos que fueran oportunos. En este caso es evidente que el Club Atlético de Madrid conocía la intención del jugador de abandonar el club con bastante anticipación”.

Y en esta misma resolución, se sostiene que “primero se habría producido una resolución del contrato entre el Atlético y Griezmann. Como consecuencia del pago del importe de rescisión y, posteriormente, ya resuelto el primer contrato, se habría suscrito el segundo”.

Además, se añade que “No ha quedado acreditado en el presente expediente una secuencia formal diferente a la descrita. Por ello. No cabe atribuir responsabilidad disciplinaria al jugador por la comisión de una infracción. Sea esta leve o grave, consistente en el incumplimiento de decisiones federativas”.

Multa de 300 euros

A pesar de que el instructor del caso proponía bien una multa de 300 euros para el Barcelona. Por norma, esta contempla hasta 602€, o bien la clausura del Camp Nou por un partido por incumplir el Código Disciplinario de la RFEF. Según lo establece el artículo 126. La juez de Competición entiende que debe imponerse una sanción económica en esa cuantía.

“Teniendo en cuenta la capacidad económica del club y el importe de la operación económica que ha dado origen a este expediente. Este Comité es consciente de que el pago de 300 euros, más allá de su carácter meramente simbólico (la multa se impone porque el club expedientado ha sido considerado autor de una infracción disciplinaria). No contribuirá a que el club sancionado en particular y, probablemente, otros clubes que puedan estar en el futuro en la misma situación, adecúen su conducta a lo requerido reglamentariamente”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here