Real Madrid empata en San Mamés por la fecha cuatro de LaLiga

Real Madrid

El Real Madrid no ha pasado del empate en San Mamés. En el partido disputado el 15 de septiembre por la cuarta fecha de LaLiga, el Athletic fue más que los blancos y los hizo pasar muchos apuros. El 1-1 final premió a un Madrid que no hizo mucho para merecer la victoria.

El Madrid con el empate, se queda en el segundo lugar de la tabla, con 10 puntos y cede el liderato liguero a un Barcelona que suma cuatro triunfos al hilo. Por su parte, el Athletic se ubica en la cuarta posición con cinco puntos.

Primer tiempo

San Mamés es un territorio difícil para los blancos, y más con un Athletic que salió con todo en su estadio, demostrando que los visitantes siguen siendo vulnerables. Berizzo puso en el campo un doble pivote con Raúl García de mediapunta. Mientras que Lopetegui apostó por Dani Ceballos en lugar de Casemiro.

El Madrid pagó caro el tener un centro del campo con más tecnica que fuerza. Desde el primer momento el Athletic se hizo con el partido. Se jugaba a la conveniencia de los rojiblancos que comenzaron a llegar con Iñaki Williams.

Los blancos se mostraron incomodos, arrinconados y en un estado constante de tensión. Toni Kroos no se encontraba en el centro del campo y cometió varios errores impropios de su nivel.

En una jugada a la media hora del encuentro, el Real Madrid perdió el balón y Susaeta le colocó un gran pase a Williams, que, aprovechándose de una defensa lenta, centró a Muniain para subir el 1-0 al marcador al minuto 32.

San Mamés era un infierno para el Madrid. Bale y Benzema parecía que no estaban en el encuentro, y Asensio no era el repulsivo de días pasados con La Roja.

El partido se fue al descanso, con un gol anulado por fuera de lugar de Raúl Garcia. El único que daba señales de vida era Luka Modric, pese a ello Unai Simón le tapó el tiro del croata. En Bilbao no extrañaban a Kepa Arrizabalaga.

Real Madrid
Sergio Ramos junto a Isco, celebrando el único gol blanco del partido.

Un Real Madrid renovado para la segunda parte

Lopetegui envió a Casemiro por Ceballos, y a Isco para ocupar el lugar de Modric. Con la entrada del brasileño, Toni Kroos se vio beneficiado, jugando más suelto en el campo.

El Madrid volvió al partido y se aprovechó de la lesión de Muniain, el hombre más determinante de los rojiblancos en lo que iba de encuentro. Sin presiones del Athletic, el Real Madrid se sintió libre para irse a la ofensiva. Al minuto 63; Isco marcaría el empate luego de un centro del Gales desde la banda.

Luego del empate, el conjunto Merengue se hizo con el control y comenzó a contracacar la valla de Simon. El Athletic cambió un buen hacer durante el primer tiempo, por duros encontronazos con los blancos.

El árbitro tuvo que interceder activamente sacando en solo 10 minutos al menos 5 tarjetas.

Entre pelotazos el partido finalizó con un empate agridulce. Para el Athletic por no asegurar el resultado y milagroso para un Madrid que estuvo lejos de su mejor nivel.

El Merengue queda segundo con 10 puntos, detrás del Barcelona.

Los blancos el próximo 19 de septiembre, enfrentarán en el Santiago Bernabéu a la AS Roma, por la primera fecha de la Liga de Campeones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here