Menos del 2% crecerá el PIB, según cree el Banco de España

Banco de España

El Banco de España ha publicado sus nuevas proyecciones para la actividad nacional en la que recorta con fuerza sus pronósticos para el crecimiento del PIB al 2% en 2019. Por lo menos cuatro décimas menos de lo que pensaba en junio. Así que sin duda, las elecciones del próximo 10 de noviembre. Vendrán marcadas en la economía por la mayor desaceleración en nuestro país de lo previsto hace unos meses.

Se estima entonces, que para el año que viene el deterioro sea de dos décimas, al 1,7%, y para 2021 asciende a una décima menos, al 1,6%. Y la razón de esta revisión cuasi general de las estimaciones es la actualización de las series del INE. Series que dieron lugar a un empeoramiento del crecimiento calculado en 2018 y 2019. Provocado un efecto arrastre a la baja, pero también al mayor deterioro de la actividad interna y exterior: cada factor resta dos décimas al pronóstico de crecimiento para 2019.

Según se ha informado, el supervisor recorta cuatro décimas su estimación de 2019. Básicamente por la inversión y el consumo. Y se mantiene alerta de la «incertidumbre» política. Ya que empeora también la estimación para 2020 y 2021 en dos y una décima respectivamente al 1,7% y el 1,6%.

El tercer trimestre

Banco de España

Sin tener que ir muy lejos, para el tercer trimestre el supervisor augura un repunte de la actividad del 0,4%, frente al 0,5% alcanzado en los dos periodos anteriores. Como para el primer trimestre el INE auguraba un 0,7% de crecimiento que al final recortó al 0,5%. Y este es el periodo que más cuenta al estimar el crecimiento anual. Por lo tanto, esta corrección ha tenido especial importancia: ya que es prácticamente improbable que se alcance así el 2,2% que estima el Gobierno. Y que hasta hace unas semanas pretendía subir sus estimaciones.

Pero, al escudriñar el nuevo bodegón que dibuja el Banco de España se aprecia que la desaceleración global. Y de la Eurozona también será mayor, aunque la institución que dirige Pablo Hernández de Cos alude también al escenario interno. Lamentando la «incertidumbre» de las «políticas económicas y de la adopción de medidas que permita elevar la capacidad de resistencia de la economía española». Un peligro propio que se une a los enemigos conocidos: el inminente Brexit, los efectos de la guerra comercial y la inquietante apreciación del petróleo.

Cual será el mayor Impacto

Si se evalúa más a fondo el impacto que se puede tener, podemos determinar que a menor actividad, menor empleo. Poe ello, el Banco de España cree que la ocupación crecerá por debajo del 2% este año y que la tasa de paro no bajará del 14% este año. Apenas lo hará del 13% en 2021, de acuerdo a las nuevas estimaciones, hasta el 12,8%, un punto menos que antes: ello es así por el peor desempeño de la actividad, sí, pero también porque el Banco de España cree que la población activa aumentará más ante los mayores flujos migratorios.

Y en sectores, como el de  la construcción se concentra buena parte de los síntomas de la desaceleración. Ya que el banco ha observado, que agrava su visión sobre esta rama económica. Tanto en el empleo como en la compraventa de viviendas, los precios o la concesión de hipotecas, la construcción también registra una atonía mayor.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here