Investigadores de Estados Unidos fomentan la terapia génica para tratar adicción a la cocaína

cocaína
Un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, han planteado un nuevo procedimiento para tratar la adicción a la cocaína

Un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, han planteado un nuevo procedimiento para tratar la adicción a la cocaína. Se trata de la terapia génica, que introduce ciertos genes en los pacientes para combatir algunas enfermedades. Este enfoque, ha sido probado en ratones y los resultados fueron totalmente llamativos. Así, plantearon dicho abordaje terapéutico para neutralizar el deseo de consumir cocaína y por supuesto, protegerse de una sobredosis. Investigación que hasta la fecha sigue vigente.

El trabajo fue publicado en la revista “Nature Biomedical Engineering”, la actual semana. El cual, parte principalmente de algunas experiencias ya ejecutadas con terapia génica. Como es el caso de la enfermedad conocida como “piel de mariposa”, o bien, la epidermólisis bullosa.

Sin embargo, durante este estudio referido a la adicción a la cocaína, los expertos contaron con tres elementos claves. Pues bien, explicaron que poseían una enzima efectiva que degrada la cocaína con total eficiencia, tratándose de la enzima butirilcolinesterasa –BchE.

Además, también tenían la herramienta genética (CRISPR), que integra la posibilidad de introducir un gen determinado dentro de una célula, sin causar daños en otros genes. Igualmente, contaban con la metodología necesaria para incorporar de nuevo la célula genéticamente modificada en el receptor. Lo cual, explicó adecuadamente Ming Xu, uno de los principales autores.

Para contrarrestar la adicción a la cocaína también usaron otra técnica  

cocaína
Adicción a la cocaína

Aparte de efectuar los procesos ya expuestos, posteriormente, hicieron uso de una técnica dirigida por el investigador Xiaoyang Wu. Se trata de una técnica desarrollada para preparar organoides de la piel que implantaron en el animal donante.

Luego, de nuevo en el cuerpo del ratón, esta es capaz de actuar como un depósito para la secreción de butirilcolinesterasa humano en el torrente sanguíneo. Obteniéndose de esta forma, un resultado completamente satisfactorio. Ya que, Ming Xu expuso que los animales tratados ya estaban protegidos contra la búsqueda de cocaína y una posible sobredosis. Lo cual era posible gracias a que lograban eliminar la droga de la sangre con absoluta rapidez.

Tomando en cuenta también que, fueron capaces de resistir sobredosis que serían completamente letales para todos los ratones desprotegidos. Asegurando que el total, es decir, el 100% moriría inmediatamente luego de una sobredosis.

Pero, ¿Cómo podría funcionar esto en los adictos a la cocaína?

Una vez realizado el experimento, los autores ratifican que para los adictos a la cocaína o las personas propensas a este abuso, también resultaría oportuno. Debido a que este enfoque reduciría la búsqueda de drogas. Y ademas, lograría proteger a dichas personas contra la sobredosis de cocaína. Lo cual, los hace exentos a un mayor consumo de esta droga.

Del mismo modo, concluyen que esta práctica en la piel, también podría aplicarse para tratar y eliminar el abuso de nicotina, alcohol y los opioides.  Demostrando así que, la terapia génica cutánea, se puede aplicar de forma efectiva para el tratamiento de enfermedades que no son estrictamente de la piel.

«No obstante, se necesita más investigación para determinar si estos hallazgos pueden trasladarse a la clínica» – Ming Xu, autor de la investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here