A la hora de hablar de lugares para pasar las vacaciones, podemos decir con toda propiedad que España es un país que se adapta a todos los gustos. Aquí podemos elegir entre playa, montaña con o sin nieve, pueblos que parecen sacados de libros de historia y ciudades tan modernas y llenas de luces que provoca perderse en ellas.

No obstante, muchos prefieren la playa y de eso en España hay bastante. Nuestras maravillosas costas tienen de todo y para todos. Por ejemplo, la Costa Blanca es sencillamente alucinante y sí debemos destacar un destino de este territorio, sin lugar a dudas Jávea merece la pena desde cualquier punto de vista.

Encanto y buen tiempo

En primer lugar, hay que decir que Jávea destaca por encima de otros destinos playeros gracias a sus increíbles paisajes, donde sus impresionantes y abruptos acantilados se combinan a la perfección con las preciosas playas y calas, algunas de ellas vírgenes, de alucinantes aguas turquesas, una verdadera maravilla que cuesta creer.

El clima es otra de las características que merece la pena destacar. Jávea se encuentra muy cerca del Montgó, una montaña quela resguarda del viento y además, le permite mantener una temperatura cálida y bastante privilegiada durante la mayor parte del año.

Un paraíso para la familia

Establecer por donde empezar a conocer Jávea resulta un poco complicado, y es que son tantos y tan bonitos destinos por descubrir que elegir uno sobre el resto podría tomar tiempo. La recomendación siempre será empezar por el pueblo y de allí partir hacia las diferentes rutas.

Por supuesto, lomás cómodo para cualquier recorrido siempre será contar con un medio de transporte particular, pues aunque la oferta turística es bastante variada, con tours y paquetes a diferentes puntos, nada como ir al propio ritmo y gozar de la ruta.

Es por ello, que contar con un coche en alquiler se perfila como la mejor opción para ello. En la ciudad existen diferentes empresas que prestan este servicio, con paquetes para todos los presupuestos y necesidades, tal cual como Victoria Cars Javea.

La ventaja de este tipo de servicios, entre otras cosas, es que se adaptan perfectamente a todos los itinerarios. Permitiendo entregar el coche ya sea en el hotel o en el aeropuerto, con modelos asegurados contra todo riesgo y con todas las comodidades necesarias, especialmente cuando se viaja con niños, sin que esto represente un ojo de la cara.

Además, es un servicio disponible las 24 horas, los 365 días del año, por lo que sin importar si el vuelo se ha retrasado o ha habido cambio de ruta de último momento, siempre estarán allí.

Historia y mucha playa

Como punto de partida, el casco histórico de Jávea siempre será una buena alternativa. En el pasado, la ciudad era protegida por una muralla que resguardaba las estrechas calles de invasores. Aunque en la actualidad quede muy poco o nada de ella, aún hay algunos rastros de su pasado de gloria.

Hacer este recorrido permite ir conociendo sus preciosas plazas, siendo la de la Iglesia de San Bartolomé la más importante, siendo uno de los puntos más céntricos, cerca del mercado y el ayuntamiento.

Después de esto, el camino lleva al puerto y el barrio de Duanes de la Mar, con una tradición marinera que se remonta hasta el siglo XIX. Aquí es posible disfrutar de la deliciosa gastronomía o simplemente disfrutar de un aperitivo de media tarde mientras se gozan las preciosas vistas a la zona del malecón.

Playas para todos

Ahora, entrados en materia, es momento de ir a lo que más interesa, que son las playas. Como ya se ha explicado, los acantilados son una constante en la región por lo que el paisaje es inigualable.

La cala Ambolo es muestra de ello, con sus tranquilas aguas claras y rodeada de naturaleza en estado puro, cualquiera puede sentirse en medio del Caribe. Es poco concurrida, por lo que hay que ir bien preparado para disfrutar a plenitud.

La playa el Arenal, como su nombre lo dice, es de arena. De hecho, de las pocas que hay en la región, aparte de ser la más grande. Se encuentra en pleno centro de la bahía, de allí que también sea de las más populares. Es perfecta para ir con los niños, ya que no tiene mayor profundidad y además cuenta con todos los servicios.

La cala Granadella, considerada por algunos como la playa más bonita de España, tiene forma de herradura y 150 metros de extensión. De agua cristalina, es muy apetecida por los amantes del suelo marino y los deportes acuáticos. Además, está rodeada de cuevas, algunas de ellas con tours disponibles.

Sin importar cual sea el plan, playa, naturaleza o casco histórico, Jávea es un lugar que merece la pena en cualquier época del año, dejando siempre esa sensación de querer volver pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here