¿Por qué el vestido de fiesta perfecto no podría ser barato?

chicas con vestidos de fiesta

Se acerca esa velada, esa reunión, esa cena, y toca esforzarse para encontrar el modelo idóneo. La elección del vestido adecuado para esa ocasión tan esperada es el primer paso para triunfar en ella. Para un cóctel o para una reunión formal, las posibilidades son muchas, y acertar con el modelo significa ser el blanco de todas las miradas.

Elegir según la naturaleza del evento

Para dar con la opción perfecta, es muy importante pensar en el tipo de evento al que se asistirá. ¿De día o de noche? ¿Formal o más casual? ¿Qué tiempo hará? Existen tantos vestidos de fiesta como ocasiones especiales; y, sabiendo esto, siempre se encontrará la prenda que convierta esa ocasión en algo todavía más especial e inolvidable…

Para el día

Si la ocasión especial tiene lugar por la tarde, una buena opción son los vestidos de fiesta de colores claros y estampados. Transmiten más frescura y vivacidad, lo ideal para acompañar las últimas horas de sol.

Para la noche

Por otra parte, si la cita es un cóctel o una cena formal con compañeros de trabajo, un vestido liso y de color oscuro es perfecto para fundirse en el ambiente. Los colores oscuros, como el negro y el gris, invitan al sosiego y a iniciar una agradable conversación.

Para situaciones formales

Un vestido largo y oscuro queda que ni pintado si el evento es más formal. Igualmente, elegir un precioso encaje y un escote recto o redondo dará más elegancia y sobriedad al conjunto.

Para situaciones más informales

En este caso, un vestido de fiesta más corto, de colores cálidos y escote en V será la elección correcta. Para destacar en este tipo de reuniones, hay que optar por un vestido más dinámico y fresco. ¿Quizás un ligero plisado, también?

Según el clima

Parece obvio, pero no es igual un vestido para verano que uno para invierno. El verano pide vestidos cortos, sin mangas, de un tejido más ligero. En invierno, lo ideal es decidirse por prendas con largas faldas, manga larga y escotes más cerrados.

Teniendo claro el tipo de evento y el clima, la elección del vestido de fiesta resulta mucho más sencilla. Tampoco hay que olvidar los complementos, como el bolso, los zapatos y las joyas, ya que pueden ayudar a resaltar aún más el conjunto.

Por supuesto, no es necesario invertir una gran cantidad de dinero para adquirir la prenda de fiesta que atraiga todas las miradas. Se puede ser perfectamente la protagonista del evento con un vestido más económico pero igual de idóneo para la ocasión.

Por ello, son muchas las firmas que ofrecen vestidos de fiesta baratos para cualquier tipo de evento y a precios más que asequibles. Ser la invitada con más estilo no significa ser la que más dinero ha invertido, sino la que mejor ha sabido elegir.

Tendencias para vestidos de fiesta en 2020

Ya se conocen algunas de las tendencias que traerá este próximo año 2020, estilos que no conviene olvidar para convertirse en la invitada mejor vestida.

Drapeado

Con el drapeado se consigue realzar la silueta dando mayor volumen a una zona concreta del vestido. El resultado son prendas muy femeninas y elegantes, para ocasiones más formales.

Volantes

El mundo del flamenco siempre ha estado muy presente en la moda. Si los lunares marcaron tendencia en 2019, pronto será el turno de los volantes. Estas confecciones quedan impecables en diseños de tipo asimétrico, y aportan un toque realmente original al vestido.

Lentejuelas

Un clásico de los vestidos de fiesta para la noche, aunque hay quien también recurre a ellas para los eventos diurnos. Sin duda, los clásicos nunca pasan de moda, y este año que viene vuelven para reafirmarse.

Brillos

Añadir brillo a determinadas zonas del vestido, como el escote y el cuello, es un acierto para quienes no desean usar joyas. Si, además, los brillos se combinan con encaje, el resultado es un vestido que destacará en la velada nocturna, tanto por su belleza como por su elegancia.

Acabados en metálico

Si las lentejuelas resultan demasiado llamativas, otra opción son las prendas con acabados en metálico. Son más discretos que las lentejuelas, sí, pero siguen dando al vestido un toque precioso y original.

Encaje

El encaje, uno de los adornos más hermosos, es muy recomendable para eventos que tienen lugar en meses de entretiempo. En las mangas y en zonas del cuello, el encaje embellece al máximo esa parte del vestido, aportándole elegancia y un toque de sensualidad.

Estampados

Los vestidos con estampados son los mejores aliados para relucir. Sin importar el tipo de estampado (formas geométricas, formas abstractas, diseños florales, etc.), el vestido queda mucho más atrevido, más provocador, que uno con una línea más clásica.

Estas siete tendencias (tal vez veamos más) marcarán el estilo de los vestidos de fiesta a partir de los próximos meses. Habrá mucho para elegir y mucho que probarse en las tiendas hasta dar con la prenda adecuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here